miércoles, 12 de marzo de 2014

Soldaditos de Pavía

Ya casi es primavera y se huele en las calles, por eso hoy os traigo una delicia de la cocina sevillana, típicas en los bares de tapas de los de antes, imprescindibles en Semana Santa cuando entre Paso y Paso, hacemos una "paraita" para tomarnos una pavía de bacalao con una cervecita bien fresquita, y así de paso darle un descanso a nuestros doloridos pies, cansados de esa espera interminable a que nuestra Hermandad favorita suba por la Cuesta del Bacalao.

Las pavías de bacalao o de merluza, más conocidas como Soldaditos de Pavía, se piensa que deben su nombre al color del uniforme  que usaban los húsares en la batalla del mismo nombre, aunque hay cientos de historias sobre ello ninguna se puede decir que sea la más creíble debido a lo difuso de su documentación. 

A veces se le puede añadir unas hebras de azafrán o un poco de colorante para acentuar su color, pero nosotros hemos optado por dejarlas con un suave color dorado resultado de la fritura con aceite. 

Son típicas de bares y tascas y a veces se acompañan con tiras de pimiento morrón, mayonesa o un poco de salsa de tomate.



SOLDADITOS DE PAVÍA

INGREDIENTES

  • ½ kg de lomos de bacalao desalado y sin espinas o de lomos de merluza.

PARA LA PASTA ORLY:

  • 250 grs de harina, 2 c/s de aceite, 3 huevos, 2 dl de cerveza, agua c/n, sal.
  • * La cerveza no se nota después de frita. Se pone como una levadura, resultando una pasta ligera y crocante.





ELABORACIÓN

  • Cortar el bacalao una vez desalado en tiras de unos 9 cm de largo por 1 ½ cm de ancho.
  • Si optamos por merluza sazonar ligeramente.
  • Poner en un bol los huevos, el aceite y la sal; batir un poco con un tenedor y a continuación echar toda la harina. Mezclar con una cuchara de madera y desleír con la cerveza y un poco de agua. No tiene que ser muy espesa; bastará con que se pegue bien a la cuchara, envolviéndola con una capa fina. Dejar reposar en sitio templado unas dos o tres horas, antes de usar.
  • *Aunque resulte una pasta espesa, no importará, pues habrá que añadir agua para ponerla al punto cuándo se vaya a usar. Se hace la prueba echando en el aceite bien caliente una cucharada de pasta; mientras no quede bien ligera y crocante habrá que añadir más agua.
  • Una vez comprobado el punto de la pasta envolver las tiras de bacalao o merluza con la pasta Orly y freír en abundante aceite de oliva caliente.
  • *También se puede añadir un poco de perejil muy finamente picado o ajo prensado para aportar un toque de sabor diferente.