lunes, 15 de julio de 2013

Pollo al Limón

Hoy os propongo este magnífico plato de pollo al limón con toques asiáticos, es muy sencillo de elaborar y resulta muy atractivo a la vista. 

No podéis imaginaros lo bien que olía en la cocina de nuestra casa, cuándo lo estaba cocinando. 

La verdad que es un plato muy completo, pero si os apetece algo más, lo podéis acompañar de unas verduras salteadas o al vapor, así como de una buena ensalada fresca y crujiente. 

Por cierto no olvidéis acompañarlo de un trocito de buen pan, pues la salsa está de lujo...os gustará. 

!Buen Provecho¡ 


POLLO AL LIMÓN

INGREDIENTES (para 4 pax)

Para el Pollo:

  • 500 gr de pechuga de pollo
  • 1 clara de huevo poco batida
  • 2 c/p de maicena
  • ½ c/c de sal
  • ½ c/p de jengibre fresco rallado
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra

Para la Salsa de Limón:

  • 2 c/p de maicena
  • 1 ½ c/s de azúcar blanco
  • 2 c/ s de zumo de limón
  • 200 ml de caldo de pollo (o en su defecto 1 pastilla de caldo concentrado de pollo y agua)
  • 2 c/p de salsa de soja
  • 1 vasito de vino blanco

Para la Guarnición:

  • 100 gr de arroz Basmati por persona
  • agua
  • sal
  • aceite de oliva

ELABORACIÓN

  • Lavar, secar y cortar el pollo al bies, en tiras de 1 cm. 
  • Mezclar la clara de huevo con la maicena, la sal y el jengibre, y añadirlo al pollo. 
  • Mezclarlo bien. 
  • Dejarlo marinar 30 min. 
  • Poner una sartén de fondo grueso al fuego con un poco de aceite. 
  • Escurrir el pollo y saltearlo a fuego medio, hasta que esté un poco hecho pero no dorado. 
  • Sacarlo a un plato y reservar. 
  • Hacer la salsa de limón en la misma sartén, mezclando la maicena con un poco de agua (unas 2 c/s), hasta obtener una pasta ligera. 
  • Añadirla a la sartén con el azúcar, el zumo de limón, el caldo, la salsa de soja y el vino blanco.
  • Remover y llevar a ebullición durante un minuto. 
  • Agregar el pollo y remover para que quede totalmente impregnado de salsa. 
  • Servir con un arroz Basmati hervido con un poco de sal y un chorrito de aceite. 
  • Espolvorear el plato con un poco de finas hierbas provenzales al servirlo.