viernes, 11 de abril de 2014

Arroz con Leche (Receta Mejorada)

Si hablamos de platos tradicionales de Semana Santa, un postre que se hace imprescindible el Jueves Santo y Viernes Santo, es el Arroz con leche.
Aunque en nuestra casa lo cocinamos en numerosas ocasiones, es en estas fechas cuándo más nos gusta comerlo.
Para mí el arroz con leche no tiene ningún secreto, pues lo único indispensable para hacer un arroz perfecto son el tiempo y la cantidad de leche que utilicemos.
Realmente no se puede cronometrar el tiempo necesario, tan sólo hacerlo muy lentamente y sin dejar de remover suavemente. Así conseguiremos que el arroz quede muy tierno y suelte todo el almidón que hará que nos quede súper cremoso.
Primero comenzamos la cocción con una buena cantidad de agua, esto hará que el arroz se abra y facilite la absorción posteriormente de la leche y las esencias con las que la hemos aromatizado (limón, canela, clavo).
Cuando el agua haya casi desaparecido, comenzaremos a añadir la leche (previamente hervida con las esencias elegidas), lo iremos haciendo en pequeñas cantidades poco a poco, conforme el arroz se vaya quedando casi sin líquido, pondremos un cazo de leche y así hasta conseguir que el arroz esté muy tierno, es entonces cuándo se añade el azúcar una vez fuera del fuego.
Terminaremos sirviéndolo en tazones o en platillos al gusto, y decorándolo con un poco de canela molida espolvoreada por encima.

ARROZ CON LECHE

Ingredientes

  • 300 grs de arroz redondo
  • 750 ml de agua
  • 2 l de leche,
  • 200 grs de azúcar
  • 1 rama de canela, la piel de 1 limón, 7 clavos de olor
  • Arándanos rojos y canela molida para decorar

Elaboración

  • Poner el agua a hervir, echar el arroz cuándo esté hirviendo.
  • Cocer a fuego lento, hasta que se evapore el agua, añadir la leche caliente (previamente hervida con la cáscara de limón, los clavos y la rama de canela) poco a poco, sin dejar de remover.
  • Cuándo esté el arroz tierno, retiramos el limón, la canela en rama y los clavos de olor y añadimos el azúcar una vez fuera del fuego (dependiendo de lo goloso que seamos se puede echar un poco más de azúcar).
  • Repartir en tazones pequeños y espolvorear con canela molida.
  • Decorar al gusto con Arándanos Rojos.
  • Servir frío o ligeramente templado.