martes, 4 de noviembre de 2014

Alboronía


La Alboronía o Boronía, es un plato de la cocina tradicional andaluza.
De origen andalusí, su nombre deriva del árabe A-Büräniyya, guiso similar al pisto, fue creado en las cocinas del palacio del califa Al-Ma’mün, para agasajar a su esposa Büran, durante la celebración de sus famosos esponsales; cuenta la leyenda que el plato tuvo tanto éxito que Burän sucumbió a él como por encanto, y en honor a ella tomó su nombre.
Entre sus ingredientes principales consta la calabaza como elemento imprescindible y los garbanzos, además de las especias. Pudiéndose añadir también berenjenas, calabacín y membrillo.
El plato que os presento hoy, está cocinado tal y como mi madre lo cocina, ella así lo aprendió de mi abuela, que como ya os he contado en más de una ocasión se dedicó a cocinar profesionalmente durante muchos años, antes de nacer yo.
Hoy lo he cocinado especialmente para ella, y aunque no es la primera vez que lo hago, siempre espero con inquietud su visto bueno, pues cocinar para alguien lo que te enseñó, es como pasar un examen, a diario.
Espero que os guste este rico plato y que aprovechando que las calabazas están en plena temporada, lo cocinéis para vuestra familia, sin duda sucumbirán a él como en su día así lo hizo la esposa del califa.




ALBORONÍA

INGREDIENTES

  • 1,300 kg de Calabaza limpia
  • 1 Cebolla blanca
  • 3 dientes de Ajo
  • 3 Pimientos rojos pequeños
  • 2 Pimientos verdes pequeños
  • 4 o 5 Tomates rojos maduros
  • 1 c/p de Comino
  • 1 c/s de Pimentón de La Vera
  • 300 gr de Garbanzos cocidos
  • Sal y Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

  • Trocear la calabaza y quitar la piel y las semillas, lavarla y poner una olla grande con agua donde coceremos la calabaza, durante unos 20 o 25  minutos, que serán suficientes para que la calabaza se ponga tierna pero no se desmorone.
  • Una vez cocida, escurrir y reservar un poco del agua de la cocción.
  • Picar la cebolla y los ajos finamente.
  • Cortar los pimientos en tiras y quitar las semillas.
  • En una cacerola grande poner un poco de aceite de oliva virgen extra para hacer un sofrito con las verduras picadas.
  • Lavar los tomates, cortarlos en dos y rallarlos. Añadirlos al sofrito, desechando la piel.
  • Cuando el tomate está bien frito, añadiremos al fondo el pimentón de La Vera y el comino molido. Remover.
  • Añadir los garbanzos escurridos (si son de conserva, los lavaremos previamente bajo el grifo). Remover.
  • Añadir la calabaza y sazonar con una pizca de sal. Remover cuidadosamente, para que la calabaza se rompa un poco, pero que no se haga puré.
  • Cocinar a fuego suave unos 20 minutos, rectificando de sal si fuera necesario, y añadiendo un poco de agua de la cocción que teníamos reservada. Esto será necesario si la calabaza no suelta agua, para que quede jugosa y no se agarre al fondo de la olla.
  • No remover demasiado para que el guiso quede con los trozos de calabaza un poco enteros, pues no debe quedar como un puré.





*Nuestra amig@ Lola Ortega del Blog Spanish Course Gerald Brenan , hace una extensa explicación de los orígenes de La Alboronía, visitadla pues sin duda os resultará muy interesante.