viernes, 26 de septiembre de 2014

Crema de Calabaza de Otoño


Autumn Pumpkin Cream

El Otoño ha llegado casi sin llamar, hay momentos en los que la lluvia cae suave y pausadamente, y otros momentos luce el sol tan radiante que parece que el verano no quisiera abandonarnos.
Hoy quiero hacer un plato que representa el otoño en todo su esplendor, por su color, por su textura y porque ya va apeteciendo comer cosas calentitas por la noche, que sean fáciles de preparar y mucho más rápidas de comer.
Esta es una crema deliciosa, de una textura suave y aterciopelada, con un ligero sabor dulzón, pero que no se vuelve pesado ya que la sal atenúa su sabor.
Ideal para dietas hipocalóricas y para dietas vegetarianas, si sustituimos el caldo de pollo por caldo de verduras.
Un plato perfecto, que llenará tu mesa de color y tu cocina de aromas intensos y muy apetecibles.




  Crema de calabaza de otoño

INGREDIENTES

  • 1 Calabaza de 1,500 kg aproximadamente
  • 2 Patatas
  • 4 Zanahorias
  • 30 gr de Mantequilla
  • 2 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 l de Caldo de Pollo
  • Sal y Agua

ELABORACIÓN

  • Cortar la calabaza en trozos y quitar la piel y las semillas, trocear en láminas de 2 x 2 cm aproximadamente.
  • Pelar las zanahorias y cortar en rodajas.
  • Pelar las patatas y cortarlas en láminas.
  • En una olla, poner la mantequilla y el aceite de oliva, añadir las zanahorias, las patatas y la calabaza, remover con una cuchara de madera y saltear ligeramente.
  • Cuando comience a tomar un poco de color, pero sin dorarse, verter el caldo de pollo (puede ser caldo blanco de puchero, o sustituirlo por agua y una pastilla de caldo concentrado)
  • Cuando comience a hervir, cocinar unos 20 minutos a fuego medio.
  • Triturar una vez cocinado y las verduras estén tiernas, añadir un poco de agua si fuera necesario, hasta conseguir la textura deseada, esta crema no es necesario pasarla por el colador chino pues al no llevar puerro, no tiene fibras que den una textura desagradable al comerla.
  • Volver a hervir y desespumar si fuera necesario. Si quedara muy espeso, añadir un poco de agua. Dejar cocer unos minutos a fuego lento.
  • Servir caliente y con una guarnición de huevo duro cocido y picado, unos picatostes de pan de bollo y unas virutas de jamón. 







domingo, 21 de septiembre de 2014

Anchoas en Vinagre, con Ajo y Perejil



¡Buenas, aunque lluviosas, tardes!
…y es que no podía terminar el verano sin volver a compartir con vosotros esta sin par délicatessen de la cocina andaluza, los Boquerones; Así es como se conocen en Sevilla a las Anchoas, que si bien famosas son las del Cantábrico (en salazón y aceite), aquí nos vuelven locos los Boquerones en vinagre.
Antes se podían encontrar en las cartas de los bares, pero poco a poco fueron relegadas al olvido por otro tipo de tapas más modernas, pero yo como soy muy de tradiciones, y las que me gustan, las cumplo a rajatabla; las anchoas, sigo preparándolas en casa para deleitarnos a la hora del picoteo, antes de comer, o como entremés en un almuerzo ligero.
Ahora que tan de moda se ha puesto el sushi japonés o el ceviche peruano, resulta que en la cocina andaluza tenemos unas anchoas en vinagre que están como dice mi madre “para perder las tapaderas del sentido”.
Así que id preparando unos piquitos o un trocito de regañá (que para los que no la conozcáis es una especie de torta de pan, típica sevillana, súper fina, ligera y muy crujiente que se toma como aperitivo o para matar el “gusanillo” a cualquier hora), y unas bebidas bien fresquitas, que las anchoas las pone De Buena Mesa.
Feliz tarde de Domingo y espero que tengáis un muy feliz comienzo de semana.




ANCHOAS EN VINAGRE, CON AJO Y PEREJIL

INGREDIENTES
  • 1 kg de anchoas grandes
  • Sal gruesa
  • 250 ml de vinagre de vino blanco (cantidad aproximada)
  • Perejil fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml de aceite de oliva extra virgen (cantidad aproximada)

ELABORACIÓN

  • Limpiar las anchoas, eviscerándolas y quitándole la espina central con cuidado de que queden enteras, unidas por la cola.
  • Lavarlas con agua fría e introducirlas en un bol con agua muy fría durante una ½ hora aproximadamente, para que suelten toda la sangre y queden más blancas.
  • Escurrir muy bien y secarlas con papel de cocina, si fuera necesario.
  • En una fuente de cristal espolvorear un poco de sal, y disponer una capa de anchoas ordenadamente.
  • Espolvorearlas de nuevo con sal gruesa.
  • Rociarlas con vinagre, procurando que queden bien cubiertas.
  • Repetir la operación, por capas, hasta completar todas las anchoas.
  • Taparlas y meter al frigorífico durante 24/48 horas.
  • Pasado el tiempo, escurrirlas muy bien.
  • Lavar y secar bien el perejil, picarlo muy finamente.
  • Pelar los ajos y cortarlos en dos trozos.
  • En una fuente limpia ponemos un poco de perejil, ½ ajo prensado y un poco de aceite lo distribuimos bien por todo el fondo de la fuente y disponemos una capa de filetes de anchoas, ordenadamente.
  • Espolvorear con más perejil, y prensar otro ½ diente de ajo y repartirlo por encima, cubriendo con aceite, y volver a repetir, por capas, hasta terminar con todas las anchoas. Deben quedar completamente cubiertas con el aceite.
  • Introducir al frigorífico y consumir pasadas unas horas.
  • Siempre que estén bien cubiertas por aceite, se conservan en el frigo durante varios días.
  • Cuando las vayamos a servir, es posible que el aceite se haya cuajado un poco por el frío del frigorífico, esto es normal cuando el aceite es de buena calidad, en tal caso tan solo sacar del frío unos minutos antes de servirlas.
  • Las serviremos sobre rebanadas de pan o con unos piquitos de pan.
  • *El pescado preparado de este modo, aunque adquiera un color blanco, no es porque esté cocinado, es por una enzima que reacciona con el ácido del vinagre cambiándolas de color. Por tanto si tenéis problemas de alergias a la ingestión de pescado crudo, como el anisakis, es recomendable congelarlo al menos 48 horas antes de consumirlo.





viernes, 19 de septiembre de 2014

Couscous Salad's

Y para cerrar la semana, os deseo un muy feliz fin de ... con este breve flash, algo nostálgico de las maravillosas cenas compartidas durante el periodo estival.

CENAS EN FAMILIA

Algo que no puede faltar en una cena veraniega, son las ensaladas.
La que os propongo hoy, fue preparada en casa, durante las vacaciones de Agosto.
Una noche cálida, agradable, el suave aroma de jazmín y de dama de noche, lo inunda todo,...el canto de los grillos y el frescor del césped recién cortado.
El ambiente es ameno y la velada transcurre apaciblemente.
La mesa puesta, unas velas encendidas y todo listo para servir…
Una cena rápida, sencilla pero rica. ¿Qué más se puede desear?
Imprescindible: unos cuantos ingredientes que siempre tenemos en la cocina, un combinación de condimentos ideales para elaborar una vinagreta ligera, un ratito en el frigorífico para que se refresque un poco, la familia esperando para cenar, y ya está.
Preparados para degustar una ensalada llena de vitaminas, ligera y refrescante.
¡Pruébala, te gustará!






COUSCOUS SALAD’S

INGREDIENTES

  • 250 gr de Couscous
  • 1 pepino
  • ½ pimiento rojo
  • 1 lata pequeña de maíz dulce
  • 1 tomate rojo para ensaladas
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • Un manojito de perejil
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 limón
  • 1 cucharada pequeña de mostaza de Dijon
  • Sal y Pimienta
  • Agua

ELABORACIÓN

  • En una jarra apta para el microondas calentar 250 ml de agua, con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.
  • Verter cuando esté hirviendo sobre el Couscous que habremos puesto en una ensaladera grande, remover, tapar con un film y dejar en reposo durante 5 o 10 minutos. Remover con un tenedor para que el grano se suelte y reservar.
  • Mientras tanto proceder a picar muy finamente en daditos todas las verduras que vayamos a añadir a la ensalada, excepto el maíz que se lo echaremos directamente en grano.
  • El tomate lo pelaremos y le quitaremos las semillas, luego lo cortaremos a dados muy pequeños.
  • Ponerlo todo en un bol con el perejil picado a cuchillo y la albahaca cortada con los dedos.
  • Hacer una vinagreta al gusto con AOVE, el zumo de limón, sal, pimienta recién molida y la cucharada de mostaza de Dijon.
  • Mezclar todos los ingredientes con el Couscous y dejar enfriar.
  • Aderezar con la vinagreta en el momento de servir.










martes, 16 de septiembre de 2014

Papas a la Huancaína

Este es un famosísimo plato de la cocina criolla peruana, que tenía especial interés en cocinar.
Mi sobrina Beatriz está casada con Santiago, un chico peruano que además de felicidad aportó al matrimonio la riqueza de la cocina de su país, traída de la mano de su mamá Magdalena.
Beatriz me lo había cocinado en varias ocasiones, y a mí me encantaba, pero lo que realmente me apetecía hoy era cocinarlo a mi manera.
Ya sé que los que conozcáis este rico plato, diréis que no es la receta más fiel a la auténtica, pero habréis de perdonar que mi paladar no está muy hecho a los sabores muy picantes, por lo que yo lo he cocinado con un sutil toque picante.
También la forma de servir las patatas tampoco es la más fiel, habitualmente va cocida y cortada en rodajas, pero si quería realizar mi propia versión de las papas a la huancaína, tenía que variarlo un poco, cambiando las patatas cortadas en rodajas por unas quenelles elaboradas con un ligero puré.
Todos estos cambios merecen la pena, pues además de crear mi propia versión de este plato, a mi familia le supo a gloria.




PAPAS A LA HUANCAÍNA

INGREDIENTES

  • 4 Patatas grandes
  • 3 Huevos ecológicos
  • 1 bolsa de ensalada de brotes tiernos
  • 1 tarrina de queso crema
  • 1 paquete de galletas cracker
  • 1 c/p de ají amarillo
  • 1 c/p de cúrcuma
  • ½ cebolla
  • Un poco de leche
  • Sal y Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

  • En una olla grande, cocer las patatas enteras con la piel, hasta que estén bien tiernas.
  • Cocer los huevos en agua con sal, durante diez minutos, enfriar, quitar la cáscara y reservar.
  • Picar la cebolla y freírla en una sartén pequeña con un poco de aceite.
  • En el vaso de la batidora, poner las galletas troceadas, el queso crema, la cúrcuma y el ají amarillo, la cebolla frita, una pizca de sal y un chorrito de leche.
  • Batir y dar el punto de cremosidad deseado, debe tener una textura ligera y cremosa. Tapar con film y enfriar en el frigorífico.
  • Una vez cocidas las patatas, quitarles la piel y machacarlas en un bol con un tenedor o prensador de purés.
  • Disponer en una fuente grande para ensaladas, una capa de hojas de lechuga.
  • Hacer unas quenelles con la ayuda de dos cucharas y disponerlas encima de las hojas de brotes tiernos.
  • Servir bien frío, con unas rodajas de huevo cocido y salsear al gusto.





viernes, 12 de septiembre de 2014

Pasta Pasticciata

Me encanta la pasta, y cada vez que la cocino, me gusta ponerle algo que le dé un toque diferente.
Este es el caso del plato de hoy; estando con mi hermana Pilar en la cocina, no dejamos de inventar, y es que esto de las nuevas tecnologías es una ventaja, pensando en lo que íbamos a cocinar para el mediodía, estábamos viendo el canal de GialloZafferano con Sonia Peronaci en el iPad, nos encanta como cocina y los vídeos que hace, y fue viendo uno de sus vídeos, concretamente en el que cocina esta pasta, donde nos inspiramos para crear nuestra propia versión, teniendo en cuenta que mi hermana y su marido son vegetarianos, eliminamos todos los ingredientes cárnicos, sustituyéndolos por algunas verduras, que como no podía ser de otra manera, nos surtió el huerto de nuestro padre.
La pasta pasticciatta es un plato de la cocina tradicional casera italiana, cocinada y gratinada al horno.
Básicamente este plato puede llevar cualquier ingrediente que nos apetezca o mejor, que tengamos en la nevera y queramos dar cuenta de él.
Como ya he comentado, he suprimido los embutidos, por berenjena, y nos ha quedado realmente rico.
Es sencillo y gratificante de hacer, la cocina huele que da gusto entrar, y la familia espera con impaciencia a que le sirvamos una ración bien abundante, esperamos que os guste…e Buon apetitto!!!



PASTA PASTICCIATA

INGREDIENTES

  • 1 Cebolla
  • 2 Pimientos verdes ecológicos
  • 800 gr de Tomate natural triturado
  • 1 c/p de Albahaca
  • 1 c/p de Orégano
  • Sal y Azúcar
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 Berenjena ecológica
  • 6 Huevos ecológicos
  • 200 gr de Queso para gratinar, rallado

Para la Bechamel

  • 50 gr de mantequilla
  • 1 c/s de Aceite de Oliva Virgen extra
  • 1 c/s de Harina
  • 1/5 l de Leche
  • Sal y Nuez moscada recién rallada

ELABORACIÓN

  • Picar la cebolla y los pimientos para hacer un sofrito con un poco de AOVE, al que añadiremos el tomate natural triturado con una cucharadita de albahaca seca y otra de orégano. Cuando la salsa esté bien cocinada, sazonaremos con un poco de sal y rectificaremos la acidez del tomate con un poco de azúcar.
  • Pelar y prensar un ajo. Dorarlo en una sartén.
  • Pelar y cortar la berenjena en dados, lavarla bajo el grifo y añadirla al ajo cuando esté dorado. Saltear a fuego medio y reservar.
  • Poner un cazo con abundante agua y sal, y cocer unos huevos durante diez minutos. Enfriar y quitar la cascara, cortarlo a láminas.
  • Cocer la pasta en abundante agua con sal, y dejarla al dente.

Elaboración de la Bechamel

  • Poner en un cazo la mantequilla y el aceite, añadir la harina y hacer un roux.
  • Rallar una pizca de nuez moscada y añadir un pellizco de sal, agregar poco apoco la leche, sin dejar de batir con una varilla de repostero, para evitar que se formen grumos.
  • Cocinar unos minutos a fuego lento. Ha de quedar una crema suave y ligera.

Montaje de la rustidera

  • En una rustidera o fuente de hornear, poner los macarrones escurridos.
  • Verter la mitad de la salsa de tomate frito y mezclar con la pasta.
  • Poner una capa de rodajas de huevo cocido.
  • Extender encima la berenjena salteada.
  • Cubrir con el resto de salsa de tomate y un poco de queso rallado.
  • Verter bien repartida la bechamel por toda la superficie, y cubrir con el resto de queso rallado.
  • Decorar con el resto de láminas de huevo duro.
  • Precalentar el horno a 250º C, una vez caliente introducir la rustidera a 175º C y calentar, sacar del horno cuándo el queso se haya dorado ligeramente.








miércoles, 10 de septiembre de 2014

Macarrones Summertime

Me encanta el verano, sobretodo esos días de agosto en los que pasamos todo el día con la familia que viene a pasar sus vacaciones a casa.

Es precisamente en estos momentos cuando más disfruto cocinando, la cocina se inunda de gente atraídos por el olor que surge de las ollas y pucheros, todos queriendo colaborar, o mejor aún meter la mano en el plato antes de servirlo, ja, ja, ja. Vamos que no falta ni el gato, que para colmo tenemos unos cuántos en casa.

Cada día se vuelve una fiesta, y como somos tantos a comer, no dejamos de inventar, además es que mi familia no se conforma con cualquier cosita, queremos todo un menú completo y a ser posible de cinco tenedores, je, je, je… bueno, bueno se hace lo que se puede, como por ejemplo estos deliciosos y ricos macarrones, que cocinamos mi hermana Pilar y yo, un día para almorzar.

Quedaron súper buenos, con un ligero toque picante y fresco, aportado por el jengibre que mi sobrina Beatriz trajo especialmente del mercado de “La Boquería” en Barcelona, ciudad donde ellas viven.
Disfrutamos tanto cocinando juntas, no es la primera vez que compartimos receta, ella para su blog La Olla Vegetariana y yo para De Buena Mesa; que no se nos ocurrió nada más sencillo que bautizar este rico plato como Macarrones Summertime.

Esperamos que os gusten tanto como a nosotras y que los disfrutéis con vuestra familia como también nosotros lo hicimos en este cálido y bonito domingo de verano.





MACARRONES SUMMERTIME

Para 8 personas

INGREDIENTES

  • 600 gr de Macarrones
  • 200 gr de judías verdes
  • 1/5 kg de Tomates maduros
  • 2 calabacines
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 1 cebolla
  • Jengibre fresco
  • Unas hojas de Perejil fresco
  • Albahaca y Perejil secos
  • Aceite de Oliva Virgen Extra y Sal

ELABORACIÓN

  • Lavar y secar todas las verduras.
  • Cortar en juliana la cebolla, los pimientos verdes y rojo, la zanahoria.
  • Poner una cazuela grande con un poco de aceite de oliva virgen extra y echar las verduras. Poner al fuego y continuar cortando el resto de las verduras; las judías en corte pluma y los calabacines en bastoncitos. Añadir a la cazuela y saltear todo a fuego fuerte.
  • Los tomates los rallaremos y se los agregamos al salteado.
  • Aderezar con las hierbas aromáticas al gusto y añadir el jengibre rallado, que previamente habremos pelado. La cantidad será igualmente al gusto, pero sin pasarse, porque he de recordar que el jengibre fresco tiene un intenso sabor ligeramente picante, fresco y afrutado.
  • Sazonar con un poco de sal.
  • Mientras vamos preparando el salteado tendremos una olla al fuego donde coceremos la pasta en abundante agua con sal.
  • Una vez cocida al dente, escurrir bien y mezclar con las verduras.
  • Servir con un poco de perejil fresco para aromatizar y decorar el plato.





ALGUNOS DE NUESTROS GATOS








jueves, 4 de septiembre de 2014

Berenjenas y Calabacines

BERENJENAS Y CALABACINES

Berenjena Ecológica de Nuestro Huerto




TODAS LAS RECETAS DE NUESTRA CASA CON BERENJENA Y/O CALABACÍN

  1. Barquitas de Calabacín con Gambas al Ajillo (Ver Receta)
  2. Berenjenas a la Catalana (Ver Receta)
  3. Berenjenas a la Parmesana (Ver Receta)
  4. Berenjenas Blancas a la Napolitana (Ver Receta)
  5. Berenjenas Encurtidas (Ver Receta)
  6. Berenjenas Rellenas (Ver Receta)
  7. Berenjenas Rellenas de Carne de Ternera y Cerdo (Ver Receta)
  8. Boloñesa de Berenjenas (Ver Receta)
  9. Calabacín en su Jugo con Tomate (Ver Receta)
  10. Calabacín en Tempura (Ver Receta)
  11. Canelones de Berenjenas Blancas (Ver Receta)
  12. Coliflor a la Bechamel con Calabacín y Frutos Secos (Ver Receta)
  13. Conchiglioni rellenos de Atún (Ver Receta)
  14. Crema de Calabacín (Ver Receta)
  15. Cucharillas de Berenjena Encurtida, Membrillo y Queso de Cabra (Ver Receta)
  16. Espaguetis de Calabacín (Ver Receta)
  17. Fusilli Tricolor con Calabacín (Ver Receta)
  18. Gratén de Macarrones con Berenjenas y Espinacas (Ver Receta)
  19. Lasaña de Berenjena y Calabacín (Ver Receta)
  20. Lasaña de Pollo y Calabacín (Ver Receta)
  21. Lentejas con Calabacín y Pollo (Ver Receta)
  22. One Pot Farfalle (Ver Receta)
  23. Paccheri al Forno (Ver Receta)
  24. Pastel de Berenjenas (Ver Receta)
  25. Pastelitos de Verduras (Ver Receta)
  26. Piruletas de Calabacín (Ver Receta)
  27. Pisto (Ver Receta)
  28. Pizza de Calabacín, Tomate y Alcaparras con Hinojo Silvestre (Ver Receta)
  29. Pizza de Berenjenas con Pimiento Verde y Alcaparras (Ver Receta)
  30. Pizza de Berenjena, Tomate y Aceite de Albahaca(Ver Receta)
  31. Pizza Mediterránea (Ver Receta)
  32. Pollo al Curry con Salteado de Calabacín (Ver Receta)
  33. Quiche de Calabacín (Ver Receta)
  34. Ratatouille (Ver Receta)
  35. Revuelto de Calabacín y Bacon (Ver Receta)
  36. San Jacobo de Berenjena con Plátano y Bacon (Ver Receta)
  37. San Jacobos de Berenjenas (Ver Receta)
  38. Sopa al Cuarto de Hora (Ver Receta)
  39. Tian de Tres Verduras (Ver Receta)
  40. Torchietti con Melanzane (Ver Receta)
  41. Torchietti Ortolano (Ver Receta)
  42. Tortilla de Berenjena (Ver Enlace)
  43. Tortilla de Berenjena Blanca con Bacon y Tomates Secados al Sol (Ver Receta)
  44. Tortilla de Berenjena con Jamón (Ver Receta)
  45. Tortilla de Brócoli y Calabacín con Bacon (Ver Receta)
  46. Tortilla de Calabacín Blanco y Tomate con Albahaca (Ver Receta)
  47. Tortilla de Calabacín Ecológico (Ver Receta)
  48. Tortilla de Calabacín Ecológico con Patata (Ver Receta)
  49. Tortilla de Calabacín Verde, Cebolla de Figueras y Chorizo Ibérico (Ver Receta)
  50. Tortilla de Patatas y Calabacín Verde (Ver Receta)
  51. Tortilla de Patatas, Calabacín y Roquefort, con sus Especias (Ver Receta)

Berenjena Blanca Ecológica de Nuestro Huerto

Calabacín Blanco Ecológico de Nuestro Huerto

martes, 2 de septiembre de 2014

Arroz Meloso de Marisco

El arroz es uno de los básicos en la cocina de nuestra casa, lo cocinemos como lo cocinemos, me gusta, y a veces tanto, que he llegado a preguntarme si no habrá algo en mí de asiática, de lo que me gusta.
A veces me basta con un sencillo cuenco de arroz cocido con un poco de sal y aceite de oliva, para satisfacer el apetito, pero hoy no me he conformado con ese sencillo aunque rico arroz; hoy he preferido cocinarlo en una "simbiosis" entre paella y risotto, el resultado lo tenéis en el plato, un exquisito arroz muy casero, con marisco, (porque marisco no sólo son cigalas y langostas), suelto y cremoso a la vez, un plato de los que hacen historia, ja, ja, ja…
En fin que en la cocina de nuestra casa se come a diario como si estuviéramos de celebración, y en parte algún motivo hay, que mejor motivo que dar gracias a la vida por poder tener la alegría de vivir.






ARROZ MELOSO DE MARISCO

INGREDIENTES

  • 400 gr de arroz redondo
  • 500 gr de chirlas
  • 500 gr de gambas
  • 500 gr de chocos
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de pimiento morrón en tiras
  • 1 hoja de laurel
  • Unas ramitas de perejil
  • Un poco de cúrcuma
  • Sal y Aceite de oliva Virgen Extra
  • Agua


ELABORACIÓN

  • Lavar las chirlas con abundante agua y ponerlas a fuego fuerte, en una olla con un poco de agua, cuando comiencen a abrirse las dejamos un par de minutos vigilándolas para que no reboce el agua de cocción y se abran todas.
  • Retirar con ayuda de una espumadera, las chirlas, del caldo de cocción y ponerlas en un plato para que se enfríen un poco.
  • El caldo resultante lo colaremos en un bol y lo dejamos decantar, por si las almejas hubieran soltado un poco de arena.
  • Reservar las almejas que las habremos sacado de las valvas y desecharemos éstas.
  • Pelar las gambas, sazonar y reservarlas en un plato; poner las pieles en un cazo con un poco de agua y cocerlas, colar y reservar en un bol.
  • Cortar el choco a trocito pequeños, ponerlo en un plato y reservar.
  • Cortar el pimiento verde para hacer un sofrito con los ajos prensados, cuando tomen color le añadiremos los tomates picados, y dejaremos que se consuma todo el agua que suelten antes de añadir el choco ligeramente sazonado.
  • Fondear bien y añadir unas ramitas enteras de perejil y la hoja de laurel.
  • Añadir el arroz con un poco de cúrcuma y mezclar con el fondo  para que se impregne bien el arroz de los jugos del sofrito con el choco.
  • Verter los caldos de las almejas y gambas, aproximadamente el doble del volumen del arroz, añadiendo un poco más de caldo conforme se vaya evaporando éste, (no ha de quedar seco ni tampoco debe ser una sopa), para que suelte un poco de cremosidad el arroz.
  • Cuando lleve unos 15 minutos de cocción, añadiremos las gambas y el pimiento rojo a tiras con su jugo, dejamos terminar el guiso y en el último minuto antes de apagar el fuego añadimos las chirlas y espolvoreamos con un poco de perejil fresco picado.
  • Una vez terminado, dejamos reposar entre 5 y 10 minutos como máximo, antes de servir.