martes, 17 de febrero de 2015

Macarrones Boloñesa

COCINA EXPRÉS


Me encanta la pasta, casi con cualquier cosa, sobre todo con salsa boloñesa.
Esta salsa se compone básicamente de un ragoût de carne con salsa de tomate.
Siempre he disfrutado viendo películas, en las que salen cocinas donde la típica "mamma" italiana, tiene esas ollas enormes de salsa y otra donde se cuece la pasta, siempre a punto para servir un buen plato a la familia cuando van llegando a la hora de comer.
Es un placer ver hervir el guiso a borbotones, por cierto, siempre me pregunto ¿quién será el guapo que limpiará todo lo que se mancha?, porque en mi casa os puedo asegurar casi con toda seguridad, que la tarea será toda para mí.
Hoy me he levantado con ganas de un plato de esa rica pasta, y he ido al carnicero de mi barrio, que por cierto tiene una carne estupenda, a por un poco de carne picada. No me gusta la que venden en bandejas en el súper, porque tiene muchos aditivos que hacen que parezca plástico lo que estamos comiendo.
  • Así que le dije: Rafael, que así es como se llama el carnicero, quiero carne picada pero de la que tú sabes que a mí me gusta, que es para mi madre.
  • Cortar, pesar, limpiar, picar, empaquetar, pagar.
  • Y me dice: ¡Ea niña! (lo de niña me ha encantado, ja, ja, ja…) “aviá”, y que le guste la carne a tu madre.
He llegado de la carnicería con un trozo de jarrete de ternera, y otro de lomo de cerdo (todo picadito y sin añadidos), de la mejor calidad a un precio estupendo, por lo que me ha gustado aún más.
La carne de lujo, y la salsa un diez, fácil, rica y encima,  hoy no he tenido que recoger yo la cocina, ¡Oé, oé, oé, oé!...



MACARRONES BOLOÑESA

INGREDIENTES
  • 350 gr de Macarrones
  • 250 gr de Carne de Ternera picada
  • 250 gr de Carne de Cerdo picada
  • 400 gr de Tomate natural triturado
  • 1 cebolla pequeña 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 2 pimientos rojos pequeños
  • 1 Zanahoria
  • ½ vasito de vino blanco
  • Orégano, Albahaca y Perejil
  • AOVE, Agua, Sal y Azúcar


ELABORACIÓN
  • Cortar los pimientos en tiras, picar la zanahoria y la cebolla en brunoise.
  • Cubrir el fondo de una cazuela, con Aceite de Oliva Virgen Extra, para hacer un sofrito con las verduras.
  • Cuando estén doradas, añadir la carne picada, que habremos mezclado previamente.
  • Esperar a que tome un poco de color, antes de añadir el vino blanco.
  • Cuando comience a reducir, añadir el tomate natural triturado y mezclar.
  • Añadir las especias (1 c/p de orégano, 1 c/p de albahaca, 1 c/p de perejil).
  • Sazonar y añadir 1 o 2  c/p de azúcar para reducir la acidez del tomate.
  • Cocinar a fuego suave, hasta que el tomate haya reducido y esté completamente frito. Probar y rectificar de sal y azúcar, si fuera necesario.
  • Poner una olla con suficiente agua y un poco de sal a hervir, para cocer la pasta (el tiempo será según la variedad de pasta que elijamos).
  • Una vez cocida la pasta, escurrir bien y añadirla a la cazuela de la salsa, mezclar para que se impregne bien de esta.
  • Servir un buen plato por comensal, acompañado de queso rallado al gusto.