domingo, 26 de julio de 2015

Frittata di Minestrone o Tortilla de Menestra



Hoy quiero enseñaros una Tortilla, de esas, que hace una casi sin pensar en lo que quiere cocinar, y va surgiendo como la pintura de un lienzo en blanco, poco a poco, como si fuéramos quitando una veladura que lo cubriera, y que oculta la obra que está debajo. Esa es la sensación que yo tengo siempre que veo pintar a mi marido, es como si la pintura ya existiera y surge, sin más.  


Ayer tenía ganas de hacer una tortilla distinta a las que os he enseñado, y decidí tirar de despensa como es habitual en mí, una vez elaborada, me dio por mirar en la red, y pude ver alguna similar. Sobre todo en blogs italianos, donde hacen de la menestra todo un plato nacional.

Esta Tortilla, no solo es poseedora de un sabor increíble, sino que es todo un espectáculo visual, lleno de color y de aromas exquisitos. 

Algunos os preguntaréis, el porqué de llamarla Frittata, cuando en realidad es una Tortilla. Bien, la diferencia entra una y otra, solo es la disposición de los ingredientes en la sartén; para la primera los huevos se baten y vierten en el aceite caliente, disponiendo los ingredientes encima, como si de una pizza se tratara, dejando que se cuaje lentamente, y dorándola en el horno. Para la segunda, los ingredientes se mezclan previamente, y se vuelcan en la sartén, para terminar de dar forma a fuego suave, volteándola varias veces, hasta que se cuaje por dentro y se dore por fuera.  

El resultado, espectacular, el sabor, os aseguro que idéntico. Es como la propiedad conmutativa en matemáticas, el orden de los factores, no altera el producto.




INGREDIENTES

  • 350 gr de Menestra de verduras, congelada
  • 7/8 Huevos ecológicos
  • 1 Cebolla
  • 2 Patatas
  • Unas ramitas de perejil fresco
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

  • Poner una cacerola con agua y un poco de sal al fuego, cuando comience a hervir, añadir la menestra sin descongelar.
  • Llevar de nuevo a ebullición, y cocer a fuego medio, sin tapar, para que las verduras conserven su color, unos 12 minutos. Escurrir una vez cocida y reservar.
  • Separar las coles de Bruselas y reservar.
  • Lavar, pelar y cortar las patatas en láminas irregulares.
  • Freírlas en abundante aceite (yo lo hago en la freidora, que utilizo exclusivamente para las patatas). Escurrir y ponerlas en un bol. Reservar.
  • Lavar y picar finamente el perejil. Añadirlo a las patatas fritas, con un poco de sal.
  • Pelar y picar la cebolla. En una sartén grande, poner un poco de AOVE y pocharla sin dorarla, escurrir bien y añadirlo al bol de las patatas.
  • Añadir la menestra, bien escurrida y un poco templada.
  • Añadir 7 u 8 huevos, según sea necesario. Mezclar con suavidad.
  • En la sartén donde hemos cocinado la cebolla, verter la mezcla anterior, y proceder a ligar ligeramente la tortilla, a fuego medio.
  • Poner encima las coles de Bruselas de manera ordenada, para que se localicen con facilidad a la hora de cortar la tortilla en porciones.
  • Voltear la tortilla varias veces, y cocinarla a fuego suave, para que se cuaje por dentro y adquiera un bonito color dorado por fuera.






De Buena Mesa


De Buena Mesa

domingo, 19 de julio de 2015

Caballas Asadas con Aderezo



Caballas Asadas: "¡Cabaaallas, niña, las cabaaallas frescas!"

Así es como mi querida Elisa, comienza su post, ella cuenta una bonita historia, rememorando su infancia, en la que algo, hoy tan sencillo, le traen a su memoria momentos entrañables, si os apetece os recomiendo que paséis a visitarla, porque os lo agradecerá con su infinita simpatía, y el cariño de quién solo sabe hacer las cosas bien hechas. 

Hace tiempo que publiqué unas ricas Caballas en papillote, pero aunque por supuesto no es la primera vez que las cocino asadas, me apetecía hacerlo después de verlas de nuevo en su Blog "Que no te falte un perejil", y añadirle ese rico aderezo de Aceite, ajo y perejil, que tan bien le va al pescado asado, y que ella recomienda, y en su día, prometí ponérselo. 

Las he acompañado con una rica Ensalada de Coliflor bien fresquita, que le va perfectamente.
Como lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca, hoy las he preparado especialmente para ti. Espero que te gusten.





INGREDIENTES

  • 1 Caballa grande por comensal
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 2 dientes de Ajo
  • Unas ramitas de Perejil
  • Sal gruesa y Agua
  • Ensalada de Coliflor, para la guarnición (Ver Receta)

ELABORACIÓN

  • Limpiar el pescado, quitándole la cabeza, las tripas y la espina central, abriéndolas en libro. Si esto os resulta dificultoso, siempre podéis pedirle a vuestro pescadero que lo haga él, o comprarlas limpias y abiertas si las encontráis en alguna ocasión.
  • Lavar exhaustivamente y con cuidado, con abundante agua fría, yo las dejo sumergidas unos minutos en agua para blanquearlas.
  • Escurrir bien y sazonar por ambas caras con sal gruesa.
  • Calentar la plancha de asar (yo utilizo la plancha eléctrica), cuando esté bien caliente rociar con un chorrito de aceite y asar las caballas unos tres minutos por cada lado, primero por el lado de la carne, y luego por el lado de la piel.
  • Poner el aceite en un bol, al que añadiremos los ajos pelados y prensados (así me gusta a mí porque el prensador, hace que liberen un poco los aceites naturales del ajo, suavizándolo un poco y además no repite).
  • Lavar y secar el perejil, y picarlo lo más finamente posible, casi como si estuviera pulverizado. Añadirlo al bol, y mezclar un poco sin batir, ni agitar, para que no emulsione el aderezo.
  • Rociar un poco del aderezo por encima de las caballas, y listas para servir.





De Buena Mesa

De Buena Mesa

domingo, 12 de julio de 2015

Arroz con Gambas al Azafrán



El tiempo sigue bien cálido, y apenas tengo ganas de cocinar. Si no fuera porque es necesario poner un plato calentito, en la mesa de vez en cuando, me pasaría todo el verano a base de frutas y ensaladas, no es por mí, es por mi familia, que van a acabar de lechugas y tomates hasta la coronilla. 
Hoy he dejado la pereza aparcada fuera de casa, y me he armado de valor metiéndome en la cocina a preparar un arroz bien rico, que por cierto me ha traído un grato recuerdo a mi memoria, de cuando era niña. 
Cuando era pequeña mi madre solía hacer arroz los sábados, pues entonces no había supermercados, tan solo mercado de abastos, y era el sábado por la mañana cuándo yo la acompañaba a hacer la compra de fin de semana. 
El motivo de hacer el arroz los sábados era para que pudiéramos comerlo todos a la vez, sin que se pasase, además de utilizar el marisco el mismo día de la compra, pues entonces las gambas siempre eran frescas y no se congelaba comida como hoy, ya que los frigos no eran tan grandes ni eficientes como los actuales. 
Me encantaba el bullicio del mercado, en los puestos se pedía la vez, y mientras esperábamos nuestro turno, mi madre charlaba apaciblemente con las otras clientas. Recuerdo especialmente, a un hombre que se llamaba Rafael “el portugués”, que vivía solo con su madre y él era quién cocinaba en su casa, mientras esperábamos en la pescadería, él charlaba sobre sus guisos, o lo limpia que tenía las ventanas de su casa, siempre decía que cuántas más cosas llevaran peor, que si el arroz era con almejas, solo se le ponía almejas y si era con gambas, pues solo llevaba gambas. En fin que mientras el soltaba siempre la misma retahíla, a modo de letanía (El arroz con gambas, con gambas. El arroz con almejas, con almejas), a mí me fascinaba oír su charla amena, mientras levantaba risas entre las féminas que a corrillo se apretujaban delante del puesto, por si caía la breva de poder colarse de turno.



ARROZ CON GAMBAS AL AZAFRÁN

INGREDIENTES

  • 350 gr de Arroz redondo vaporizado
  • 500 gr de Gambas
  • 1 Pimiento rojo
  • 2 Pimientos verdes
  • 3 dientes de Ajo
  • 1 Tomate maduro
  • Unas hebras de Azafrán
  • Unas ramas de Perejil
  • Agua, Sal y Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

  • Pelar las gambas, sazonar y reservar.
  • Con las pieles de las gambas hacer un caldo, en un cazo con agua, en cantidad suficiente para cubrirlas. Reservar.
  • Cortar los pimientos en tiras de unos 5 cm de largo.
  • Poner en una cazuela un poco de Aceite y freír las tiras de pimientos, sacarlas a un plato y reservar.
  • Pelar los ajos y prensarlos, echarlos a la cazuela en el aceite de haber frito los pimientos. Dorarlos ligeramente y añadir las hebras de azafrán.
  • Añadir inmediatamente el tomate que tendremos previamente rallado en un plato.
  • Sofreír y añadir el arroz, remover y cubrir con el caldo de las gambas, bien caliente.
  • Picar el perejil y añadirlo al arroz, llevar a ebullición y cocinar a fuego medio, unos 15 minutos.
  • Añadir los pimientos y las gambas, mezclar con suavidad, añadir un poco más de agua si fuera necesario, rectificar de sal y cocer unos 3 minutos más.
  • Apagar el fuego, y dejar reposar unos 10 minutos antes de servir. 





De Buena Mesa

De Buena Mesa

lunes, 6 de julio de 2015

Ratatouille





El Ratatouille, es un plato de verano, por excelencia, de la cocina tradicional francesa. 

Procedente de la provincia de Niza, hoy en día su elaboración está extendida por toda Francia, siendo considerado por algunos, uno de los platos más emblemáticos y conocidos, internacionalmente. 

Consiste en un conjunto de verduras y hortalizas, cortadas en dados grandes o mirepoix, básicamente lleva berenjenas, cebolla y tomates, pudiendo llevar apio y ajo, que son a veces sustituidos por calabacín y pimiento. 

Entre sus ingredientes, destaca la adición de un poco de vinagre o vino blanco, para reducir la acidez del tomate (que yo no he añadido, por ser facultativos). 

Se ha de elaborar cada ingrediente por separado, mezclándose una vez todo cocinado, pudiéndose servir en frío o caliente. 

Otras versiones similares en la elaboración, y casi con los mismos ingredientes del Ratatouille, son el Pisto, y el Tian de Tres Verduras platos que os recomiendo, pues es con las verduras frescas del verano, cuando más disfrutamos de ellos.





INGREDIENTES

  • 2 Berenjenas
  • 1 Calabacín
  • 1 Pimiento Rojo
  • 2 Pimientos Verdes
  • 1 Cebolla
  • 400 gr de Tomate Natural Troceado, en conserva
  • Agua
  • Sal
  •  1 c/p de Azúcar
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

  • Lavar y secar las verduras, trocearlas en trozos grandes o mirepoix.
  • Poner en una cazuela un poco de AOVE, donde sofreiremos la cebolla picada junto con los pimientos. Sazonar
  • Poner una olla con abundante agua y un poco de sal, cuando comience a hervir, introduciremos las berenjenas y los calabacines troceados (ambos con piel).
  • Llevar a ebullición y apagar el fuego. Tapar la olla y dejar en infusión unos 5 minutos. Escurrir y reservar.
  • Una vez dorada la cebolla y los pimientos, añadir el tomate troceado, una pizca de sal y el azúcar (para reducir la acidez). Freír y reducir la salsa.
  • Añadir el calabacín y las berenjenas, mezclar con cuidado y cocinar unos minutos.





De Buena Mesa

De Buena Mesa