domingo, 31 de enero de 2016

Habas Tiernas de Primavera con Arroz


habas-legumbres-arroz


Sí habéis leído bien, Habas Tiernas de Primavera, aunque aún falta más de mes y medio para que llegue, estamos teniendo un "no invierno" donde los días fríos brillan por su ausencia, al menos en Sevilla. 
Comenzamos a ver en el mercado, las primeras verduras de fin de temporada, que alcanzan su máximo esplendor en los meses de marzo y abril, como son las alcachofas, guisantes o habas. Este año se han adelantado, debido a las buenas temperaturas y como yo suelo decir que hay que echar mano a lo que sea más asequible, creo que debemos comenzar a sacarle partido a todas estas maravillosas verduras que el tiempo nos está regalando, no vaya a ser que a este paso, en vez de primavera llegue el verano y nos saltemos una estación, así del tirón y sin avisar, ja, ja, ja... 


habas-legumbres-primavera-hierbabuena


Me gustan los platos tradicionales y sencillos; este es un guiso de los que mi madre ha cocinado toda la vida, y de los que cuando yo era chica no me hacían mucha gracia, ella le ponía un poco de semillas de coriandro machacadas y eso es algo que no soporto, el olor a cilantro, ni fresco ni en semillas, es superior a mí, tengo una especial aversión a esta hierba aromática y no lo aguanto, ¡¿qué le voy a hacer?! 
Me contó mi querida Silvia en su blog Silbando Aromas, que mi irrefrenable aversión al cilantro (por lo visto algo muy común también en otras personas), podría ser algo genético, y no lo dice ella por qué sí, según estudios científicos recientes es cuestión de un gen que se encarga de decirle a nuestro cerebro a que se corresponde cada aroma y sabor, y al parecer se vuelve un poco loco, confundiéndolo con posibles olores que nos desagradan. 
Pero no, no os preocupéis, y sintiéndolo por los que si les gusta y lo consumen en cantidades ingentes, yo no lo he utilizado, sin embargo le he puesto unas matitas de hierbabuena recién cortada del huerto de mi padre, que según me indica mi "gen", huele a gloria bendita, ja, ja, ja... 
Al menos la hierbabuena me encanta ¿y tú, que le pondrías?


habas-arroz-hierbabuena-primavera


INGREDIENTES 

  • 500 gr de Habas (desgranadas y limpias)
  • 150 gr de Arroz redondo
  • 1 Cebolla pequeña
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 c/p de Pimentón de La Vera
  • 1 c/p de Comino molido
  • 1 hoja de Laurel
  • Unas matitas de Hierbabuena
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua 
  • Sal
  • Un poco de Cúrcuma para dar color (facultativo)
habas-legumbres-arroz-primavera

ELABORACIÓN

  1. Pelar y picar los ajos.
  2. Cubrir el fondo de una cazuela con Aceite de Oliva Virgen Extra.
  3. Añadir la cebolla y los ajos picados, y sofreír.
  4. Retirar la cazuela del fuego y añadir las especias, remover.
  5. A continuacion e inmediatamente agregar las habas y mezclar con el sofrito. 
  6. Cubrir con agua. Llevar a ebullición y cocinar unos 25 minutos aproximadamente, hasta que las habas se pongan casi tiernas.
  7. Añadir el arroz, añadiendo un poco más de agua solo si fuera necesario.
  8. Cocinar 18/20 minutos, sazonando al gusto antes de apartar del fuego (igualmente añadir una pizca de cúrcuma si nos apetece dar un poco de color al guiso).
  9. Servir con una mata de hierbabuena en cada plato.
  10. (Si no os gusta la piel de las habas, podéis quitarla con ayuda de una puntilla y un poco de paciencia, una a una, esto es bastante entretenido pero las habas quedarán con un color verde más intenso. Entonces se añadirían al mismo tiempo que el arroz. Otra opción podría ser escaldarlas en agua unos 3/5 minutos, y utilizar ese agua para cocinar el arroz, pero el sabor del guiso será completamente distinto).
legumbres-primavera-arroz-habas
arroz-cereales-habas-legumbres

legumbres-primavera-arroz-habas

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 24 de enero de 2016

Risotto de Espinacas con Tomates Secados al Sol y Nueces

risotto-espinacas-tomates secos- nueces

Hoy de nuevo vengo con un buenísimo Risotto, ¡¡ya lo sé!!, entono el "mea culpa" y os pido disculpas si me repito con el arroz, pero no he tenido paciencia para esperar más a enseñaros uno de los regalos que los Reyes Magos me han hecho este año, me han llegado desde La Olla Vegetariana de la mano de mi hermana Pilar, portadora de tan magnífico regalo, unos Tomates Secados al Sol, de cultivo ecológico y producción artesanal, extremadamente aromáticos y deliciosos.
risotto-carnaroli-tomates secos
Ante el dilema que se me planteó al verlos, pues no sabía que cocinar primero con ellos, si un plato de pasta o un risotto, ya que es de todos conocida mi desmesurada pasión por ambos. Al final me decanté por este plato, había comprado unas espinacas frescas con el propósito de hacer una de mis famosas tortillas (ya veis que yo no desisto, y voy de pasión en pasión, ja, ja, ja...), pero se me ocurrió utilizarlas en este risotto, y la verdad es que mereció la pena la elección.
No ha sido nada premeditado, como es habitual en mí, he ido sacando ingredientes de la despensa y del frigo, y el resultado final ha sido un magnífico Risotto, lleno de color, aroma y sabor, que he disfrutado hasta el último grano. 
Espero que os guste tanto como a mí y que no tardéis en cocinarlo, pues realmente merece la pena probarlo, ¿os lo vais a perder? 
P.D.: No vayáis a pensar que la pasta ha sido relegada a un segundo plano, ¡¡no!!, quizás cuando menos me lo espere, surgirá ese plato que aún no he cocinado con los Tomates que he reservado para tal fin.


risotto-espinacas-nueces-carnaroli



INGREDIENTES

  • 200 gr de Arroz Carnaroli
  • 5 Tomates Secados al Sol
  • 150 gr de Espinacas Baby, frescas
  • 5 Nueces
  • 50 gr de Queso Grana Padano
  • 1 Puerro (solo lo blanco)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Pastilla de Caldo concentrado de verduras
  • 1 vasito de vino blanco
  • Agua
  • Sal
Nueces-arroz-tomates secos-espinacas

ELABORACIÓN

  1. Pelar las nueces, trocearlas y reservar.
  2. Poner 1/2 l de agua al fuego, en un cazo. Cuando comience a hervir, introducir los tomates en el agua. Apagar el fuego y dejar que se hidraten unos 10 minutos. Escurrir y reservar.
  3. Añadir al agua donde hemos hidratado los tomates, 1/2 l más de agua aproximadamente, y la pastilla de caldo de verduras desmenuzada. Remover y llevar a  ebullición. Reservar.
  4. Lavar y cortar el puerro en cuatro trozos longitudinalmente, cortarlo en trozos pequeños.
  5. En una cazuela, poner un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra, y añadir el puerro picado. Sofreír a fuego medio, para que se ponga tierno, pero no se dore.
  6. Cortar los tomates en trocitos, y añadirlos a la cazuela.
  7. Cortar las espinacas muy finas (lavadas previamente y escurridas; yo no lo he hecho, porque las que he utilizado ya venían limpias y listas para cocinarlas). Añadirlas a la cazuela. Dejar que reduzcan y que se evapore el agua que suelten.
  8. Añadir el arroz y mezclar. 
  9. Verter el vasito de vino y dejar reducir un instante, antes de comenzar a agregar el caldo, que tendremos muy caliente.
  10. Añadir poco a poco el caldo, removiendo constantemente, y dejando que se consuma casi todo el líquido, antes de volver añadir un poco más.
  11. Cocinar a fuego medio, durante unos 18 o 20 minutos. Una vez que el arroz esté tierno, añadir el queso rallado o en polvo, en el último minuto. Mezclar y rectificar de sal (yo no lo he hecho, pues mi Risotto estaba en su punto).
  12. Servir con las nueces troceadas por encima.
espinacas-carnaroli-grana padano

arroz-espinacas-queso-tomates

nueces-espinacas-tomates-arroz

risotto-carnaroli-arroz-queso


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 17 de enero de 2016

Alubias de La Granja con Borrajas

alubias-borrajas-chorizo-morcilla


Las Alubias o Judión de La Granja, son un tipo de legumbres de los que llamamos "plato de cuchara" por ser muy sustanciosos, solo apetecen esos días de invierno, cuando hace un frío "que pela", está lloviendo, o nieva donde sea habitual; que no es el caso de Sevilla, aquí los inviernos son bastante suaves y no solemos tener temperaturas muy bajas, aunque por las mañanas sí hace bastante frío, hoy el termómetro marcaba 2º C, al mediodía alcanzará los 14º C, que para un sevillano, es bastante frío, y ni siquiera apetece sentarse al solecito en la terraza. Este año, la verdad es que tenemos una estación extrañamente inusual, en Navidad, algunos días han sido tan calurosos, que he tenido que echar incluso mano del abanico. Por eso sabiendo que hoy bajarían las temperaturas, ayer le dije a mi padre que me trajera unas borrajas que han nacido espontáneamente en su huerto, para cocinar un potaje de los que sacian el apetito y alegran el alma.
Me hubiera gustado enseñárosla con las hojas, pero como tienen una pelusita espinosa bastante desagradable, me las trajo ya limpias. Yo solo he tenido que quitarle las hebras, y aun utilizando guantes seguían pinchando un poco. Pero una vez bien lavadas y cocinadas quedan suaves y tiernas, y la pelusa desaparece por completo.
Espero que os guste, y que os animéis a meter la cuchara en el plato, que es lo que pide el cuerpo.




judión-alubias-borrajas

INGREDIENTES

  • 500 gr de Alubias de La Granja
  • 500 gr de Borrajas (la cantidad es aproximada, pues el manojo que me trajo mi padre no lo pesé)
  • 1 Morcilla pequeña
  • 2 Chorizos pequeños
  • 125 gr de Tocino Ibérico fresco
  • 1 Pimiento rojo pequeño
  • 3 dientes de Ajo
  • 1 c/p de Pimentón de La Vera
  • 1/2 c/p de Comino molido
  • 2 c/s de Aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 hojas de Laurel
  • Unas ramitas de Perejil
  • Agua (filtrada o mineral)
  • Sal
alubias-borrajas-especias-embutidos

ELABORACIÓN

  1. Poner a remojo las alubias de vísperas, al menos doce horas. Con agua filtrada o mineral.
  2. Limpiar las borrajas de las hebras con ayuda de una puntilla, cortarlas en trozos de 4 o 5 cm, lavarlas exhaustivamente varias veces. Reservar.
  3. Escurrir las alubias y ponerlas en la olla, cubrir de agua y llevar a ebullición. Cuando comiencen a hervir y suba la espuma, retirar del fuego, tirarles el agua y enjuagarlas. Volver a ponerlas en la olla y cubrir de nuevo con agua.
  4. Poner encima de las alubias, las borrajas limpias.
  5. Lavar con agua templada la morcilla, los chorizos y el tocino, e introducirlos en la olla.
  6. Añadir el pimiento sin semillas, cortado en dos trozos, los ajos enteros y las hojas de laurel. 
  7. Añadir la cucharadita de pimentón y el comino.
  8. Hacer un ramillete con el perejil y ponerlo encima.
  9. Agregar las dos cucharadas de aceite.
  10. Sazonar ligeramente y poner al fuego, cuando comience a hervir, tapar la olla y cocinar a presión durante 30 minutos. Una vez cocinadas, dejar hervir a fuego medio unos minutos destapadas, para que el caldo se ponga un poco más espeso. Si se cocina de modo convencional, sin olla rápida, el tiempo de cocción será de 1 h 45' aproximadamente, añadiendo pequeñas cantidades de agua, conforme se vaya evaporando, para detener la cocción unos segundos, y así las alubias quedarán mucho más tiernas, sin romperse ni despellejarse.
  11. Servir con un trocito de chorizo, otro de morcilla y otro de tocino en cada plato.
legumbres- verduras-embutidos-aove
legumbres-potajes-cuchara

plato-cuchara-legumbres

mesa-fruta-legumbres


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 10 de enero de 2016

Risotto de Tomate al aroma de Albahaca

risotto-tomate-albahaca-carnaroli

De pequeña vivía en una casa, en la que el patio colindaba con los de los vecinos, apenas estaban separados por un muro de no más de un metro de altura, por el que podíamos pasar de una casa a otra sin dificultad, pero aun así, ninguno quebrantaba la privacidad de los demás.

Recuerdo como intercambiábamos, lo que se tenía, que si unas aceitunas recién aliñás, que si unos añejos para el puchero; mi padre se tomaba los domingo al mediodía, una copita de vino "Patacabra" de Espartinas, con José, nuestro vecino, y en el muro a modo de mesa ponían unas tapas de queso o chorizo de la matanza de su pueblo. A mi vecina Isabel, le gustaba el pan "pringao", unas ricas rebanás de pan frito que mi madre hacía los sábados para desayunar, ella entraba a mi casa, como si de la suya se tratara para tomárselas con el café recién hecho, pasándolas por un platillo que se ponía en el centro de la mesa, con azúcar y canela. Mi vecina, Rafaela, tenía 10 o 12 hijos, y uno de ellos trabajaba en las arrocerías Herba, ubicadas en mi pueblo, San Juan de Aznalfarache. A veces, el salario incluía una parte en especie, es decir que le daban sacos de arroz, y como era tanta cantidad con la que se juntaba, lo compartía con las vecinas.

Por aquel entonces, yo era fácilmente impresionable, y me fascinaba ver como en la tele salía el anuncio del famoso arroz La Cigala, "el arroz de tus éxitos" decía el eslogan, que yo sentía como si fuera algo nuestro, ¡sería yo inocente!, si en casa lo comíamos, era porque mi madre lo compraba, o porque mi vecina nos lo regalaba de vez en cuando, igual nos hubiera dado que hubiera venido de Asia, ja, ja, ja... Pero eso no importaba, lo que me gustaba era que el arroz siempre salía riquísimo, y que según mi madre, era gracias al "salero" que teníamos fabricando arroz. 


risotto-carnaroli

Hoy os enseño un delicioso Risotto cocinado con la variedad de arroz italiano Carnaroli, un arroz de grano blanco perlado, perfecto para este tipo de arroces cremosos, el grano absorbe todo el sabor, quedando suelto y tierno, sin pasarse.


Durante un viaje que hicimos hace unos años por Italia, en una visita a Capri, comimos en un restaurante donde pedimos un arroz a la marinara, nos sivieron una cazuela de arroz con tomate, que a mí me recordaba a los que cocinaba mi madre, y estaba de escándalo. Lo único que lo diferenciaba con el de mi madre era que ella le ponía perejil, y el que nos sirvieron llevaba unas hojas de albahaca por encima, aromatizándolo con un toque fresco, que hacía que cada cucharada fuese un goce infinito. 

El Risotto que he cocinado hoy, es mi tributo a aquellos arroces en los que me he inspirado, y que tan buenos recuerdos me traen. En fin, de cualquier modo, el arroz es un básico imprescindible, al que recurro casi cada día, si por mí fuera lo comería a todas horas, de día y de noche, todos me gustan.
No sé las veces que os habré dicho lo que me gusta el arroz, y que tengo una remota, pero muy remota sospecha de haber sido asiática en una hipotética vida anterior, y es que me gusta con locura; no creo que exista ninguna posibilidad, pero a mí me agrada imaginar que a lo mejor si lo fui, de otro modo no le encuentro explicación posible a mi desenfrenada pasión arrocera, ¡quién sabe!, a lo mejor tengo por ahí algún antepasado chino, y yo sin enterarme, ja, ja, ja... 

Espero que os guste, y que lo disfrutéis tanto como yo. 

risotto-tomate-albahaca


INGREDIENTES

  • 200 gr de Arroz Carnaroli
  • 400 gr de Tomate Natural Troceado, en conserva
  • 1/2 Cebolla
  • 1/2 Pimiento Rojo
  • 1 Pimiento Verde
  • 2 dientes de Ajo
  • 50 gr de Grana Padano
  • 1 l de Caldo de Verduras
  • Albahaca fresca
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
risotto-tomate-pimientos-albahaca

ELABORACIÓN

  • Picar la cebolla finamente, y sofreírla en una cazuela con un poco de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Lavar y picar el pimiento rojo y añadirlo a la cazuela.
  • Lavar y picar el pimiento verde y añadirlo a la cazuela.
  • Sofreír.
  • Quitar la piel a los ajos, prensarlos y añadirlos al sofrito.
  • Una vez dorados, añadir el tomate troceado.
  • Dejar reducir el sofrito, antes de añadir el arroz, remover para que este se impregne bien con el fondo de la cazuela.
  • Calentar el caldo previamente, y verter pequeñas cantidades poco a poco, removiendo constantemente, para que suelte el almidón y quede cremoso.
  • Dejar que se consuma casi todo el caldo antes de añadir un poco más.
  • Continuar así, durante unos 18 o 20 minutos. Cocinando a fuego suave.
  • Añadir el queso rallado, un minuto antes de terminar la cocción. Remover y rectificar de sal si fuera necesario.
  • Servir con unas hojas de albahaca por encima.
carnaroli-albahaca-tomate-queso


risotto-tomate-carnaroli-albahaca

risotto-tomate-albahaca-carnaroli

tomate-albahaca-carnaroli-risotto

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 3 de enero de 2016

Revuelto de Coliflor con Jamón y Pimentón de La Vera


coliflor-huevos-patatas-jamón-pimentón

Comenzamos un nuevo año cocinando, hoy os enseño un sencillo revuelto, siempre en mi línea de cocina casera pero de calidad. 

Ya sabéis que me gustan las cosas que no me den mucho trabajo pero que el resultado final sea espectacular, es el caso del plato de hoy; los revueltos me gustan jugosos, pero en ese punto en el que el huevo comienza a cuajar, así lo hago en casa y gusta a todos, pero claro vosotros le podéis dar el punto que más os apetezca.

Después de tantos días de fiesta, en los que el que más y el que menos, seguro que se ha dado algún que otro "atracón", ya sea de dulces o de salado, es tiempo de comenzar a plantearse que comer, sin perder el encanto de una buena mesa. Porque no todo deben ser excesos, ni tampoco ayunos, comer con moderación, y equilibradamente, es la cuestión para seguir disfrutando cada día sin pasarse.  

El revuelto que hoy he cocinado, es un plato de esos que considero muy prácticos, porque la coliflor es una de las verduras que más da de sí, es decir con una pieza sale una buena cantidad para comer 4 comensales, y quedar bien satisfechos; la que he cocinado hoy no era muy grande, más o menos pesaba un kilo, así que para aumentar un poco el volumen del plato, le he añadido un par de patatas no muy grandes, consiguiendo un primer plato perfecto. En cuanto a la cantidad de huevos, para un revuelto, suelo poner dos pequeños por comensal o uno grande, más uno extra para la cazuela, como digo yo, pero claro eso también es cuestión de lo que vosotros queráis. 

En casa suelo servir a diario para almorzar plato único y el postre, que siempre es una pieza de fruta, como la mandarina ya que estamos en plena temporada de cítricos, y casan muy bien con este plato. No obstante siempre tengo a mano una tabla de quesos, o alguna chacina, por si alguno se quedara con ganas de algo más, pero claro si la cuestión es no comer en exceso, tampoco es cuestión de picotear nada más, ¿tú qué harías?, si alguien te mira con cara de "¡¿solo hay esto para comer?!", además contando que va enriquecido con unos taquitos de jamón, ¡¡andando que llegas tarde!!


coliflor-jamón-huevos-pimentón




INGREDIENTES

  • 1 Coliflor pequeña
  • 2 Patatas
  • 1/2 Cebolla
  • 125 gr de taquitos de Jamón
  • 1 c/p de Pimentón de La Vera
  • 4 o 5 Huevos
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
coliflor-huevos-patatas-jamón-pimentón

ELABORACIÓN

  1. Trocear la coliflor en ramilletes, lavarla y ponerla en una olla cubierta de agua con un poco de sal. 
  2. Llevar a ebullición y cocer unos 15/20 minutos, hasta que esté tierna.
  3. Escurrir, bien y picar en trozos más pequeños.
  4. Cortar la cebolla en juliana.
  5. Poner en una sartén la cebolla con un poco de AOVE y sofreír a fuego medio, hasta que esté bien tierna y ligeramente dorada.
  6. Pelar y cortar las patatas en láminas.
  7. Freírlas en abundante aceite bien caliente.
  8. Una vez doradas, escurrir bien.
  9. Añadir la cucharadita de pimentón a la cebolla, remover y añadir la coliflor, escurrida y picada. Remover y mezclar con cuidado, para que no se desmorone demasiado.
  10. Añadir las patatas fritas.
  11. Añadir los taquitos de jamón.
  12. Cascar los huevos en un bol y añadirlos a la sartén.
  13. Sazonar al gusto.
  14. Lavar, secar y picar el perejil muy finamente y espolvorear el revuelto.
  15. Y listo para servir
coliflor-patatas-cebolla-huevos-jamón

coliflor-patatas-jamó-huevos

coliflor-huevos-jamón


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!