domingo, 24 de abril de 2016

Trifle de Fresas y Kiwi con Crema Ligera de Yogur

trifle-fresas-kiwi-yogur

Ayer estuve en el mercado por la mañana haciendo la compra, y daba gusto ver cuantas cosas ricas había por todos lados, ¡qué de fruta y verduras!, me llamó especialmente la atención estas fresas por el brillo que tenían y el olor tan intenso, ¡qué bien olían!; lo primero que pensé es en hacer con ellas un poco de mermelada casera, ya casi no me queda del frasco que me regaló mi Pepita, la hizo el año pasado, y la he ido reservando porque tenía tan bonito color, que me daba pena comérmela, pero no tengo remedio, cada vez que abría la despensa y veía ahí el frasco llamándome y diciéndome: "¡cómeme!", no podía resistir la tentación y al final, la tuve que abrir hace unos días y casi que me la termino en tres tostadas, ja, ja, ja...
¡¡Qué buena está!! 
Una vez en casa, no sé qué me pasa, que me lío, me lío, y no me da tiempo a hacer todo lo que quiero; así que de mermelada nada de nada, porque se me echó encima la hora de comer y no pude hacerla, y las guardé para hoy.
Hoy es domingo y los domingos, aunque estemos solos, me gusta cocinar algo especial para comer, o preparar algún postre sencillo. 
Ya os enseñé hace tiempo mi Trifle de Crema ligera de Yogur, con Caqui, Arándanos y Muesli y que preparo en muchas ocasiones, cambiando ingredientes, en función de la temporada; he preparado uno similar, cambiando por supuesto la fruta, no así la crema, que sigo prefiriendo el yogur a las natillas, o crema inglesa, para que no resulten pesadas. El resultado ha sido este riquísimo postre en vaso, fácil de hacer y con un aspecto muy apetitoso, del que no ha quedado ni una sola cucharada.
Si te apetece probarlo, acomódate porque estás invitado. ¡¡Disfrútalo!!


INGREDIENTES

  • Fresas (4 por vaso)
  • Kiwi (1/2 por vaso)
  • Galletas de Avena (1 y 1/2 por vaso)
  • Mermelada de Fresa (1 c/p por vaso)
  • Muesli Crujiente (1 c/p por vaso)
  • Leche Desnatada Condensada (1 c/p por vaso)
  • Yogur Desnatado Natural (1/2 por vaso)
  • Hierbabuena (2 hojas por vaso)
  • Todas las cantidades son aproximadas, en función del tamaño del vaso, yo he utilizado uno de 200 ml.
trifle-galleta-avena-fresas-kiwi

ELABORACIÓN

  • Lavar las fresas y secarlas con un paño limpio. Picarlas a daditos.
  • Lavar el Kiwi. Pelarlo y cortarlo a trocitos.
  • Picar las galletas muy finamente, a cuchillo sobre la tabla de cocina. 
  • Cubrir el fondo del vaso con galleta.
  • Poner encima un poco de kiwi.
  • Añadir una cucharadita de mermelada de fresa.
  • Cubrir con fresas, hasta completar la mitad del vaso.
  • Añadir una cucharadita de leche condensada.
  • Poner el muesli encima.
  • Batir el yogur con una cucharilla, hasta obtener una crema ligera.
  • Añadir la crema de yogur sobre el muesli.
  • Decorar con una fresa cortada en dos (con sus hojas), y dos hojas de hierbabuena.
  • Servir y disfrutar.
fresas-kiwi-yogur-avena

trifle-fresas-kiwi-avena

trifle-fresas-yogur-kiwi

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 17 de abril de 2016

Macarrones con Langostinos, Trompetas Amarillas y Calabacín

pasta-langostino-setas-calabacín

Hoy os traigo un plato de pasta sencillo y muy rico, como os conté en Diciembre de 2015, cuando publiqué mi Risotto de Camagrocs con Confit de Pato al Azafrán, mi querida amiga Raquel Galin del Blog Mi diversión en la cocina me regaló unas setas súper finas y delicadas, con un color precioso cuando son frescas y un intenso aroma, que inunda mi cocina cada vez que abro el tupper donde las guardo, Camagrocs o Trompetas Amarillas, recogidas y desecadas por ella en las inmediaciones a su lugar de residencia. 
Son una exquisitez, y para mí todo un lujo, así que las estoy utilizando con "cuentagotas" en mis platos, porque están ¡¡tan buenas!!, que me da pena que se terminen. 
Si bien estas setas al estar secas no pesan casi nada, no creáis que 10 gr es poca cosa, os garantizo que una vez hidratadas triplican su volumen, aunque no caí en la cuenta de pesarlas para tener una referencia; la próxima vez lo haré y ya os cuento que peso recuperan. Esto no es necesario para el plato, solo es por simple curiosidad, quizá ella que si está acostumbrada a cocinarlas lo sabe, ya me contará. 
Si no encontráis estas setas, podéis utilizar otra variedad, que esté deshidratada, para que no cambie mucho la textura y presentación del plato.
Para enriquecer el plato además he añadido unos langostinos que como eran bastante grandes no he puesto más que 5 por comensal, pero si vosotros los utilizáis más pequeños, podéis añadir más en función del gusto, pero sin pasarse, para que no quite protagonismo ni a las trompetas, ni por supuesto a la pasta, que es la verdadera protagonista del plato de hoy.
Espero que lo disfrutéis, y que no tardéis en cocinarlo, porque os gustará sin lugar a dudas tanto como a mí, ¿os apetece probarlo?


INGREDIENTES

  • 200 gr de Macarrones (Plumas nº4 Eco Pastas Romero)
  • 10 Langostinos
  • 10 gr de Trompetas Amarillas deshidratadas
  • 1/2 Cebolleta
  • 1 Calabacín blanco pequeño
  • Parmigiano Reggiano
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
  • Sal y Pimienta
  • Unas ramitas de Cebollino
langostinos-cebollino-parmigiano

ELABORACIÓN

  • Pesar la pasta, 100 gr por comensal.
  • Rallar el queso en la cantidad deseada y reservar.
  • Pelar los langostinos, desechar las pieles y reservar.
  • Pesar las setas, unos 5/8 gr por comensal.
  • Poner un cazo al fuego con un poco de agua, cuando comience a hervir, introducir las setas, y dejar en infusión, fuera del fuego unos 10 minutos. Pasado este tiempo, ya estarán hidratadas, sacarlas del agua y reservarlas en un bol. Conservar el agua para cocer la pasta.
  • Cocer la pasta durante unos 8/10 minutos aproximadamente, en el agua de las setas y un poco más que añadiremos, con un poco de sal.
  • En una sartén con un poco de AOVE, sofreír la cebolleta finamente picada, a fuego suave.
  • Sazonar los langostinos y añadirlos a la sartén, cuando cambien de color, sacarlos a un bol y reservar.
  • Añadir el calabacín cortado en medias lunas con piel.
  • Añadir las setas, y saltear unos 5 minutos para que el calabacín se ponga tierno, debe quedar al dente.
  • Añadir la pasta, escurrida, saltear. Rectificar de sal.
  • Añadir los langostinos y calentar un minuto.
  • Sirve en plato hondo, espolvoreado con un toque de pimienta recién molida y una ramitas de cebollino cortadas en trozos grandes. Acompañado del Parmigiano Reggiano y una copa de vino blanco afrutado bien frío.
queso-setas-calabacín-pasta

pasta-calabacín-setas-langostinos

macarrones-langostinos-trompetas amarillas-calabacín

langostinos-setas-pasta-calabacín

La pasta que he utilizado para este plato, es la última variedad que la marca Pastas Romero tuvo la cortesía de regalarme para degustarlas, y por cierto he quedado muy satisfecha con las tres, son un producto muy recomendable, que hacen que el plato brille con luz propia. 
Podéis ver los platos que cociné con las otras dos variedades de pasta:

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!


domingo, 10 de abril de 2016

Buñuelos de Gambas


aperitivo-gambas-buñuelos


Hace unos días tenía unas gambas en el frigo, preparadas para hacer un arroz, pero de repente se me vino a la cabeza los buñuelos de gambas que hacía mi madre, y que ella llamaba "tortillitas de gambas", eran un bocado exquisito. 
Como yo no los hago casi nunca por aquello de no comer fritos, le pregunté a mi madre, pero me dio la receta por poquitos, es decir un poquito de esto y un poquito de lo otro, y al final de mucho hablar, me dice: "Ya sabes, igual que las tortillitas de bacalao", ¡acabáramos! si hubiera empezado por ahí, hubiera terminado antes, pero a todo esto y como no estaba muy convencida de dichas proporciones, me fui a visitar a mi querida Nuria {El Cuaderno de Recetas}, a ver si encontraba alguna de esas cositas ricas y tan maravillosas que suele cocinar y que tengo en mi hipotética lista de pendientes.
Después de un rato buscando no encontré lo que pensaba, pero encontré unos riquísimos bocaditos empanados de Pechuga de Pollo Desestructurada, que estoy deseando probar. En esta ocasión, y como le comentaba a Nuria, no los he hecho por problemas básicamente de logística, ya que las gambas tenía que cocinarlas de inmediato, y como tampoco tenía pechuga de pollo a mano, no tuve más remedio que tirar de mis básicos, y hacer las riquísimas "tortillitas" de mi madre.
¿Y tú, cómo haces los buñuelos-tortillitas de gambas? ¿A que estás deseando cocinarlos después de verlos? porque sin duda, son el aperitivo perfecto para compartir con tus amigos.


INGREDIENTES

  • 500 gr de Gambas
  • 250 gr de Harina
  • 1 Cebolla pequeña
  • 2 dientes de Ajo
  • Perejil
  • 1/2 c/p de Bicarbonato
  • Cúrcuma
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

ELABORACIÓN

  1. Picar la cebolla finamente. 
  2. Pelar y prensar los ajos. 
  3. Añadir la cebolla picada y los ajos prensados al bol donde tenemos la harina. 
  4. Lavar, secar y picar el perejil y añadirlo a la harina. 
  5. Quitar las pieles a las gambas y hacer un fumet con ellas, que utilizaremos para hacer la masa, una vez frío, (yo no lo he hecho, porque ya tenía las gambas peladas). 
  6. Picar las gambas finamente y añadirlas al bol de la harina. 
  7. sazonar y añadir un poco de Cúrcuma al gusto (puede ser sustituido por azafrán en polvo) 
  8. Añadir el bicarbonato. Mezclar. 
  9. Añadir poco a poco el fumet de las gambas, o en su defecto simplemente agua muy fría (debe quedar una masa ligeramente espesa) 
  10. Poner un perol al fuego con Aceite de Oliva Virgen Extra en cantidad suficiente para que los buñuelos floten y no se pequen al fondo. 
  11. Freír cuando esté bien caliente, por tandas. 
  12. Retirar el perol del fuego, o dejarlo al mínimo, después de freír la primera tanda, para probar la masa de sazón y esponjosidad, si creemos que es necesario rectificar la masa antes de continuar friendo los buñuelos. Yo tuve que añadir un poco más de sal, una pizca de bicarbonato y un poco más de agua porque estaba demasiado densa la masa, y así quedó perfecta) 
  13. Continuar friendo los buñuelos, según el tamaño deseado, yo utilizo una cucharilla pequeña, y quedan del tamaño de un bocado. 
  14. Sacarlos a un plato, que tendremos preparado con papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite, aunque esta masa no absorbe nada de aceite. 
  15. Listos para servir. 
gambas-buñuelos-aove-harina


aperitivo-buñuelos-gambas-pepinillos

aperitivo-buñuelos-gambas-pepinillos

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 3 de abril de 2016

Arroz con Leche a la Vainilla con Frutos Secos

arroz-leche-vainilla-nueces

Hace un año más o menos, publicaba Rosa Romero el Arroz con Leche de Gastón Acurioen su blog La Rosa Dulce, y me enamoré de él a primera vista; ya sabéis los que me conocéis que el arroz en todas sus variantes me gusta hasta decir basta, por eso no podía dejar de pensar en él, pero ya sea por una cosa o por otra lo he ido postergando; como esta temporada no pensaba publicar ningún plato típico de Semana Santa, no me decidía a cocinarlo; Asi que me lié la manta a la cabeza y lo hice en Instagram, y como ha gustado tanto, he pensado que un arroz tan exquisito no podía guardármelo solo para mí, además como este arroz con leche no es exactamente el más tradicional, y dada mi "pasión arrocera" lo cocino durante todo el año, dicho sea de paso, no he podido evitarlo sobretodo después de comerlo la primera vez, ha sido una experiencia "casi religiosa".
No es igual que la receta de Rosa ni mucho menos que la de Gastón, pero es uno de los arroces con leche más bueno que he comido en mi vida, es extremadamente aromático, el olor a vainilla inunda la cocina, y el sabor a naranja mezclado con los frutos secos, es tan increíblemente rico, que al deslizarse por el paladar es como una suave caricia.
Como os decía, aunque la receta no sea la misma, he querido hacer mención a su postre pues en esencia es en su arroz, donde me he inspirado para hacerlo.
No es la primera vez que publico un arroz con leche, véanse aquí:
1. Arroz con leche (Ver Receta)
2. Arroz con Leche (Receta Mejorada) (Ver Receta)
3. Arroz con Leche, #primavera2015 (Ver Receta)

Básicamente son la misma receta, con pequeñas modificaciones, pero aun así merece la pena verlos y cocinarlos.
Esta delicia seguro os conquistará igual que a mí y como no puedo resistirme más, me voy a la cocina a por el segundo vaso, para comérmelo en cuanto termine de publicar este post.
¿Y tú podrás resistir la tentación de comer una delicia tan extremadamente apetitosa como ésta?


INGREDIENTES

  • 300 gr de Arroz Redondo
  • 1/5 l de Agua
  • 1 l de Leche
  • 400 gr de Leche Condensada (yo he utilizado desnatada)
  • 1 Vaina de Vainilla
  • 1 Naranja
  • 30 gr de Pasas de Corinto
  • 8 Nueces
  • Canela Molida
  • Azúcar opcional.
leche-arroz-nueces-vainilla-canela

ELABORACIÓN

  1. Poner el agua en una olla al fuego, con la vaina de vainilla cortada longitudinalmente, y la ralladura de la piel de la naranja.
  2. Añadir el arroz cuando comience a hervir removiendo constantemente, cocinar a fuego medio, hasta que absorba todo el agua.
  3. Añadir las pasas de corinto y las nueces troceadas, reservando algunas para decorar los vasos.
  4. Verter la leche condensada, y llevar a ebullición, se volverá líquida, y cocinaremos a fuego suave, removiendo constantemente para que el arroz vaya espesando.
  5. Calentar la leche, y añadir la mitad, cuando haya absorbido casi todo el líquido. Remover y llevar a ebullición, de nuevo. 
  6. Cocinar a fuego medio, removiendo y añadiendo el resto de leche poco a poco, hasta que el arroz esté bien tierno.
  7. Debe quedar cremoso y suelto, evitar poner más leche de la necesaria, para que no quede el arroz caldoso.
  8. Probar el dulzor, durante los últimos minutos de cocción, añadiendo un poco de azúcar en función de si os gusta más o menos dulce, yo he añadido tan solo 2 cucharadas soperas.
arroz-leche-pasas-nueces-vainilla

arroz-pasas-nueces-vainilla-canela

nueces-pasas-canela-vainilla-arroz

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!