domingo, 26 de junio de 2016

Solomillo Strogonoff

solomillo-strogonoff

Hoy os traigo un exquisito plato de los considerados Clásicos en restaurantes de cocina tradicional, que debido a la implementación de nuevas costumbres en nuestros hábitos alimenticios, ha caído en desuso y siendo difícil, por no decir imposible encontrarlo en las cocinas modernas. 
Lo he querido recuperar del olvido, que sin excusa alguna, y sin saber porqué, también dejé de cocinarlo en casa hace tiempo. Es curioso, porque está riquísimo, y aunque a primera vista parezca ser un poco complicado cocinarlo, no es así, es bien sencillo, solo que yo he querido elaborarlo lo más fiel posible a la receta original.
Originalmente el Solomillo Strogonoff se elabora con buey o ternera, utilizando para tal fin el extremo o punta delgada del solomillo, ya que este corte solo se utiliza generalmente para salteados como filet mignon, o en este caso cortado a tiras o dados para esta clásica salsa. 
Yo he sustituido el buey, o ternera, por cerdo, lo que hace el plato más asequible, pero igualmente delicioso. Así también, he cambiado el clásico arroz pilaf de la guarnición habitual, por un sencillo y aromático arroz jazmín, sin necesitar de nada más para disfrutar de su magnífico sabor.
Para terminar y hacerlo lo más saludable posible, he utilizado aceite de oliva virgen extra, en sustitución de la mantequilla, y la nata o crème fraîche, por leche evaporada.
Os invito a que lo preparéis conmigo, quizás ya conocíais el plato, pero si no es así, hacedlo y os aseguro que entrará a formar parte de vuestra lista de imprescindibles.
Ahora relajaos y disfrutad de este completo paso a paso. 
¿Te lo vas a perder?



INGREDIENTES

  • 1 Solomillo de Cerdo
  • 300 gr de Champiñones Portobello
  • 300 gr de Champiñones
  • 200 gr de Arroz Jazmín
  • 2 Tomates
  • 1/2 Cebolleta
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 c/p de Pimentón de La Vera (Opcionalmente picante)
  • 1 c/p de Harina
  • 1/2 c/p de Mostaza de Dijon
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1/2 copa de Brandy
  • 400 ml de Leche evaporada
solomillo-champiñones-portobello-arroz

ELABORACIÓN

  1. Limpiar el solomillo, quitando toda la grasa que tenga.
  2. Cortar el solomillo, en filetes de 1 cm aproximadamente.
  3. Cortar los filetes en tiras de 1 cm de ancho.Ponerlo en un plato y reservar.
  4. Pelar y picar los ajos lo más fino posible, y ponerlos en una sartén con un poco de aceite, a fuego medio.
  5. Pelar y trocear el tomate, y añadirlo a los ajos cuando estén dorados. Sazonar ligeramente,
  6. Sofreír y dejar reducir, hasta conseguir una salsa de tomate concassè.
  7. Sacar la salsa a un cuenco y reservar.
  8. Picar la cebolleta, y sofreírla con un poco de aceite, en la misma sartén donde hemos cocinado el tomate concassè.
  9. Limpiar los champiñones y los portobello, lavándolos si fuera necesario, antes de cortarlos, en  tal caso escurrirlos y secarlos muy bien.
  10. Cortarlos a laminas finas, y saltearlos con la cebolla, cuando esta esté bien tierna. 
  11. Cocinarlos un par de minutos, sacarlos a un plato hondo, porque habrán soltado jugo. Reservar.
  12. Limpiar la sartén con papel de cocina, y poner un poco de aceite cuando esté bien caliente. 
  13. Añadir las tiras de solomillo, y saltearlas. Salpimentar. Cuando tomen color, sacar a un plato y reservar.
  14. Agregar un poco de aceite a la sartén si fuera necesario, y añadir el pimentón y la harina. Remover.
  15. Verter el brandy, y los jugos de los champiñones y de la carne.
  16. Verter la leche evaporada, remover y añadir la mostaza. ligar la salsa y llevar a ebullición.
  17. Añadir las setas a la salsa, mezclar y cocinar unos minutos.
  18. Añadir el solomillo, cocinar un minuto más y rectificar de sal, si fuera necesario.
  19. Poner agua en un cazo con un poco de aceite, y llevar a ebullición, añadir el arroz y cocinar 11 minutos, o hasta que esté tierno. una vez cocinado, escurrir si fuera necesario, antes de servir.
  20. Emplatar el solomillo acompañado de un bouquet de arroz y otro de tomate concassé, y espolvorear con un poco de cebollino picado.
  21. ¡Listo para servir, disfrútalo!
solomillo-setas-arroz-brandy
solomillo-salsa-setas-arroz

solomillo-pan-agua


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 19 de junio de 2016

Tortilla de Berenjena

Berenjena-Tortilla-Huevos-Ecológico

Son muchas las tortillas que tengo subidas al blog, la mayoría en versión "extendida" o lo que es lo mismo, con patatas. La tortilla de verduras me encanta, y suelo hacerlas muy habitualmente, pero cuando quiero que esta sea un poco más grande, corro el riesgo que quede por dentro un poco sin cuajar, y eso es algo que no me gusta; por eso si lo que quiero es una tortilla XXL le añado patata y me aseguro que se cocine bien por dentro.
Claro ejemplo lo  tenéis en mi Tortilla de Berenjena con Jamón a la que para darle un toque de gracia le añadí unos taquitos de jamón, y ¡no te veas el cambio! está riquísima.

¡La de Tortillas que habré cocinado en mi vida! He perdido la cuenta, pero esta que os propongo hoy es una de las que más me gusta cocinar en verano, me gusta casi más fría que recién hecha, por lo que es ideal para preparar por la mañana, y la tienes lista a la hora de cenar, o para un tapeo si se tercia, incluso para llevar en tupper, al trabajo, a la playa, o al campo. 

No te lo pienses dos veces, coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa "calienta el Sol"...♫♪ ♫♪, y llévatela que seguro no te arrepientes.


INGREDIENTES

  • 2 Berenjenas
  • 1 Cebolla
  • 6 Huevos Ecológicos
  • Cebollino
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal

Para presentar la tortilla

  • Tomates Cherry
  • Pan Tostado
tortilla-berenjena-cebollino-cebolla

ELABORACIÓN

  1. Pelar y picar la cebolla en brunoise. Ponerla en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, sazonar ligeramente y cocinar a fuego medio, hasta que esté bien tierna.
  2. Lavar, secar y quitar la piel a las berenjenas, a tiras alternas. Cortarla en dados. 
  3. Poner en un bol apto para microondas, las berenjenas con una pizca de sal,  taparla y cocinarla a máxima potencia, unos tres minutos. Si al terminar el tiempo consideramos que necesita un poco más, volver a introducir en el microondas otros dos minutos.
  4. Cascar los huevos y echarlos en un bol, con el cebollino picado.
  5. Añadir las berenjenas, si fuera necesario escurrir el agua que hubiera soltado, yo no he necesitado hacerlo.
  6. Sazonar ligeramente, y mezclar con un tenedor, pero sin batir.
  7. Calentar la sartén donde hemos sofrito la cebolla y añadir un poco de aceite cuando esté bien caliente. 
  8. Verter la mezcla, y proceder a dar forma a la tortilla a fuego medio, cuando cuaje un poco, le daremos la vuelta con la ayuda de una tapa o plato, y cocinar a fuego suave, volteándola varias veces para que haga bien por dentro. Al ser una tortilla solo de berenjenas tardará un poco más en cocinarse ya que esta contiene bastante agua. Yo suelo pincharla con un tenedor varias veces, antes de darle cada vuelta, y esto ayuda a que penetre el calor dentro y se cuaje antes.
  9. Una vez lista, servir cortada en cuñas, sobre rebanadas de pan tostado y acompañadas de brochetas de tomates cherry y una ramita de cebollino.
  10. ¡Y lista para disfrutar!
AOVE-Berenjena-huevos-ecológicos

Tortilla-Berenjena- Tomate-Cherry

Tortilla-pincho-tapa-aperitivo

Con este post participo por primera vez en el 8º Reto BBSS. ‪‎BBSSeo para el veraneo que nuestra querida Marisa, en esta ocasión nos propone para que contemos nuestras historias asociadas al veraneo y la comida Buena Barata Sana y Saludable, yo como podréis imaginar tengo muchas, algunas ya las he contado en ocasiones anteriores en este blog, y como mi cocina se basa casi al 100% en este tipo de platos, creo que esta tortilla reúne todos los requisitos necesarios.
Espero que le guste a Marisa y a vosotros también, y que recordéis con esta tortilla vuestra propia historia veraniega.



Y aquí va la mía:

Historias de Tejados y Azoteas


Cuando era pequeña, adoraba la llegada del verano, acababa el colegio, y teníamos por delante casi tres meses completos de vacaciones, además con el solsticio de verano llegaba mi cumpleaños, y la noche de San Juan, una semana muy intensa para mí porque eran las fiestas de mi pueblo, y mi madre nos dejaba a mis hermanas y a mí bajar solas a la Velá, una mini feria donde además de casetas donde poder beber alguna gaseosa, también bailábamos al ritmo de una orquesta de pachanga, la canción del verano. 
Cuando llegábamos a casa, mi madre nos tenía la cena preparada, que solía ser algo ligero y que no necesitara calentar, por eso la Tortilla tenía un papel muy relevante en las cenas del verano.
Como mi pueblo, por aquel entonces no era muy grande, y además teníamos "la suerte" de vivir junto al campo de la feria, una vez en casa seguíamos con ganas de marcha, y aprovechando el buen tiempo, mi madre nos dejaba subir a la azotea de casa a dormir con mis vecinas.
Mi madre tenía el suelo de la azotea más limpio y reluciente de todo el vecindario, tanto que casi se podía ver una en las losetas, del brillo que tenían.
Subíamos con la cena, un bocata de tortilla y una botella de agua fresquita, y nos sentábamos en una manta como si de un picnic nocturno se tratara.
Podéis imaginar a cinco niñas, ¡la que formábamos!, esa noche era casi imposible dormir, entre el ruido de la música de la calle del infierno, y nuestras ganas de risas, nos daban las tantas mirando las luces por encima de los tejados colindantes intentando distinguir algo o a alguien, hasta que se apagaban. Rendidas por el cansancio, nos tumbábamos en la manta, mirando las estrellas, entonces si era normal ver muchas en el cielo nocturno, y comenzaban las historias, hablábamos de todo lo imaginable y que a unas niñas les podía interesar, os hablo de la década de los 70, cuando ni la tele ni las tecnologías modernas ocupaban nuestras mentes; las que más nos gustaban eran las de vampiros, siendo fans incondicionales de las películas de Drácula no podría ser menos; cuando pasaba por encima de nosotras un murciélago revoloteando, dábamos tantos gritos, que hasta que mi padre no se ponía  un poco "serio" con nosotras no parábamos de reír.
Cuánto anhelo aquellos maravillosos años, en los que no nos preocupábamos de nada, solo teníamos que darnos con mis vecinas el silbido de contraseña, para anunciar que ya habíamos terminado de cenar, y nos esperábamos en la azotea, viendo los gatos pasar.


De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 12 de junio de 2016

Risotto de Portobello y Langostinos

arroz-portobello-carnaroli

Hoy os traigo de nuevo un Risotto, para mi gusto delicioso y muy sabroso; esta vez lo he hecho algo distinto, ya que últimamente estoy "investigando" como transformar lo más posible, mi modo de cocinar en una cocina saludable. 

Así que esta vez no he añadido ni mantequilla al final para dar sabor y brillo al arroz, o como diría un italiano "per mantecare", ni tampoco precisamente en este momento que sería el ideal, he añadido el Parmigiano Reggiano tan apreciado por mí, pues al ser un Risotto con marisco, no es necesario, según algunos puristas, cuando es un risotto de pescado o marisco, solo se añade queso si es "Risotto al nero di sepia".
Desde mi punto de vista y como ya sabéis los que me seguís habitualmente que en cocina voy por libre, y cambiar algo o suprimirlo tampoco es que se vaya a acabar el Mundo por hacerlo, solo es cuestión de gustos, pero no lo he echado en falta porque me ha salido riquísimo.

Oggi ho mangiato molto bene! Magari un'altra volta, si aggiunge il Parmigiano.
Va bene?
¡Hoy comí muy bien! Tal vez en otro momento, añadiré el queso parmesano.
¿De acuerdo?



INGREDIENTES

  • 200 gr de Arroz Carnaroli
  • 8 Champiñones Portobello
  • 16 Langostinos
  • 2 dientes de Ajo
  • Cebollino
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Agua
  • Sal
arroz-portobello-langostinos-cebollino

ELABORACIÓN

  1. Limpiar los langostinos, sazonar ligeramente y reservar.
  2. En un cazo con un poco de aceite, poner las cabezas de los langostinos sazonadas ligeramente, y saltearlas apretando un poco con el dorso de una cuchara para que suelten los jugos.
  3. Cubrir con agua y llevar a ebullición, hervir unos minutos a fuego medio, una vez hecho el fumet, reservar.
  4. Pelar los ajos y prensarlos.
  5. Poner en una cazuela con un poco de aceite, donde doraremos los ajos a fuego suave, añadiendo los langostinos, que se cocinarán a fuego fuerte, retirar inmediatamente a un plato. Reservar.
  6. Limpiar los Portobello de posible arenilla que tengan, y cortarlos en cuartos.
  7. En la misma cazuela donde hemos hecho los langostinos, pondremos los champiñones, si fuera necesario añadir un poco más de aceite. Saltear ligeramente.
  8. Añadir el arroz, remover para que se impregne bien con los jugos de los Portobello.
  9. Cubrir con un poco de fumet, llevar a ebullición, remover y cocinar 5 minutos a fuego fuerte.
  10. Continuar añadiendo caldo poco a poco, cocinando a fuego medio unos 18 minutos, hasta que el arroz esté casi tierno. 
  11. Añadir los langostinos en el último  minuto de cocción. 
  12. Rectificar de sal si fuera necesario.
  13. Picar el cebollino muy fino, y servir espolvoreando un poco en cada plato.
  14. ¡Disfrútalo!
aove-arroz-setas-marisco


arroz-risotto-portobello-langostinos

risotto-portobello-langostinos

carnaroli-langostinos-champiñones


Con este post participo en el "II Reto "Las cuatro Estaciones, Verano". Un reto organizado por Inmaculada Frías del blog Perfileando
Es esta la última vez que este Reto verá la luz (de momento), al que yo me he unido tarde, por falta de tiempo, pero que aún así lo he disfrutado como si hubiera participado en todas sus convocatorias.
Te estoy muy agradecida por haberme dado la oportunidad de disfrutar contigo y por los perfiles que con tanta creatividad diseñas de todos y cada uno de los blogs participantes, un trabajo realizado con esmero, del que solo puedo sentirme muy orgullosa, por la parte que me toca.
¡¡Muchas gracias, y espero que hasta pronto a tu Reto, Inmaculada!!


Y por fin llegó el verano, y con él Inmaculada hizo este precioso perfil de mi Risotto, ¡Gracias por este precioso regalo!

Podéis ver todos los perfiles haciendo click en la foto



De Buena Mesa



Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!








domingo, 5 de junio de 2016

Tortilla de Alcachofas y Judías Verdes

tortilla-alcachofas-judías-verdes

Aunque la alcachofa está considerada una hortaliza de invierno, aún podemos encontrarlas en los mercados, no sé si serán las últimas, pero seguro que todavía estás a tiempo de conseguirlas, para que no tengas que esperar hasta la temporada que viene para probar esta riquísima tortilla.

Reconozco mi reticencia antes de cocinarla por primera vez, ya que no quería que las hojas de las alcachofas quedaran demasiado duras o con un color que las hiciera poco apetecibles, dada su tendencia a oscurecerse por la oxidación al cocinarlas. Pero no ha sido así, al contrario, las alcachofas aún tornándose de un verde amarillento muy suave, han quedado muy apetecibles y las judías han tomado un verde precioso, ya que las he cocido en solo tres minutos a presión, además con este método se mantienen firmes y tiernas. 
Superados todos mis miedos, creo que ha merecido la pena cocinarla, el resultado ha sido un bocado único y exquisito.

Hace casi un año que os enseñaba mi Tortilla de Judías Verdes con Jamón, en aquella ocasión utilicé unas judías ecológicas de una variedad diferente a estas (también del mismo huerto, del padre de mi frutero, que se entretiene a sembrar lo que después su hijo vende a un precio casi simbólico, verduras de sabor inigualable), a las que añadí patatas para que la tortilla fuera más grande y más fácil de hacer, ya que las tortillas con verduras suelen soltar agua de las verduras aunque estén muy bien escurridas, y es un poco dificultoso cuajarlas, además de tener que añadir más cantidad de huevo para evitar que se rompan. Los huevos ecológicos que he utilizado no son muy grandes por eso he tenido que añadir un par de huevos extras, pero con los del mercado de tamaño L, creo que tendréis suficiente, aunque siempre es mejor tener alguno más a mano por si fuera necesario.

Seguramente muchos de vosotros, habréis cocinado en alguna ocasión tortilla de alcachofas, combinadas con judías verdes no la había hecho nunca; decidí hacerlo porque cada vez estoy más por la labor de hacer de mi cocina, una cocina saludable, y  en casa comemos verduras y hortalizas frescas todos los días. 
Os invito a probarla, porque además de ser una tortilla muy sana, llena de sabor y color, es una delicia que os va a gustar solo con olerla.
¡Disfrutadla! y ya me contaréis.


INGREDIENTES

  • 3 Alcachofas
  • 300 gr de Judías Verdes Redondas Ecológicas
  • 3 Pimientos Verdes
  • 1 Cebolleta
  • 30 gr de Cebollino
  • 7 Huevos Ecológicos
  • 1 Limón
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
alcachofas-judías-cebolleta-pimientos

ELABORACIÓN

  • Limpiar las alcachofas, cortando el tallo por la base y las puntas duras, dependerá de lo tiernas que sean las alcachofas, más o menos de 1 a 2 cm.
  • Quitar todas las hojas exteriores duras, más o menos unas tres o cuatro capas será suficiente.
  • Poner agua fría en un bol con medio limón exprimido.
  • Cortar las alcachofas en cuartos, y estos en octavos, si fueran muy grandes, cortar un poco más finos; ir sumergiéndolos en el agua con limón, mientras limpiamos todas las alcachofas, para que no se oscurezcan.
  • Cortar la cebolleta en juliana y trocear los pimientos, echarlos en un perol con un poco de aceite, para sofreírlos.
  • Una vez limpias las alcachofas, escurrir y añadirlas al sofrito. Sazonar ligeramente.
  • Cocinar a fuego medio, hasta que las alcachofas estén bien tiernas.
  • Lavar las judías con abundante agua. Escurrir.
  • Cortarlas en trozos de 3 cm, ponerlas en la olla con un poco de agua y una pizca de sal, tapar y cocinar 3 minutos a presión. 
  • Transcurridos el tiempo, retirar del fuego, bajar la presión y esperar a que suelte todo el vapor, y retirar inmediatamente. Escurrir.
  • Cascar los huevos en un bol.
  • Cortar el cebollino en tiras de 1 cm, añadirlo a los huevos y batir ligeramente con un tenedor.
  • Añadir el sofrito de las alcachofas (deberá estar bien escurrido en el caso que tuviera exceso de aceite, o de agua de las verduras, yo no he tenido que hacerlo porque me ha quedado en su punto)
  • Añadir las judías y mezclar todo.
  • Poner una sartén grande al fuego con un poco de aceite, cuando esté bien caliente, verter la mezcla del bol, y proceder a dar forma a la tortilla.
  • Cuajar a fuego medio sin que se dore en exceso y voltearla con ayuda de una tapadera o plato grande, volver a cocinar a fuego medio.
  • Cocinar dando varias veces la vuelta, mientras mantenemos el fuego suave, para que el calor llegue dentro y se cuaje, si fuera necesario pinchar varias veces la superficie con un tenedor antes de darle la vuelta, para que el calor penetre con facilidad, así conseguiremos que la tortilla quede cuajada, pero jugosa, y no quedará ni seca, ni con el huevo líquido.
  • Lista para servir. ¡Disfrútala!
alcachofas-huevos-cebollino-aove

tortilla-alcachofas-huevos-judías

De Buena Mesa


Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible.

¡¡Gracias!!