Albóndigas con guisantes

Como os comentaba ayer, vengo con las pilas puestas y he preparado un almuerzo sustancioso, pero no demasiado pesado para estos días de verano. 

Como hoy no hace mucho calor, he cocinado unas albóndigas en salsa con guisantes que puede ser un plato para todas las estaciones, aunque sí es un poco entretenido de cocinar, ya que a veces me da un poco de pereza entrar en la cocina con tanto calor; eso de aliñar la carne, después dar forma a las albóndigas, freírlas y hacer la salsa aparte, cocer los guisantes por otro lado para que no se pasen, y si las queremos ilustradas le ponemos una exquisita guarnición de crujientes y apetitosas patatas nuevas fritas, en fin que puede parecer un poco laborioso, pero no creáis que lo es tanto, ya que una vez en faena la cosa sale sin darse una cuenta del trabajo y ya están hechas estas riquísimas albóndigas, tiernas, suaves y esponjosas. 

Bueno ya me contaréis si os gustaron… ¡Buen Provecho!

ALBÓNDIGAS CON GUISANTES

INGREDIENTES

Para las albóndigas:

  • 500 gr de carne de ternera picada
  • 500 gr de carne de cerdo picada
  • 1 huevo
  • ½ cebolla
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo de pollo concentrado
  • 3 rebanadas de pan de molde sin corteza o miga de pan fresco, leche, sal, pimienta, perejil, harina, aceite de oliva.

Para la salsa:

  • 250 gr de guisantes congelados
  • 1 cebolla
  • 1 tomate maduro pequeño
  • 1 c/p de harina fina de repostería
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo de verduras concentrado
  • Agua, cúrcuma, sal
  • *1 kg de patatas para la guarnición.

ELABORACIÓN

  • Batir en una jarra la ½ cebolla y el huevo con un chorrito de vino blanco, la pastilla de caldo de pollo concentrado, 1 pizca de sal, un toque de pimienta y el perejil. 
  • Mezclar todo con las dos carnes picadas, en un bol. 
  • Remojar la miga de pan con la leche y añadirla a la carne. 
  • Dar forma a las albóndigas, enharinar y freír en abundante aceite de oliva caliente. Reservar.
  • Picar la cebolla y el tomate, hacer un sofrito al que pondremos 1 cucharadita de harina fina de repostería, un chorrito de vino blanco, agua (incluida la de la cocción de los guisantes) y la pastilla de caldo vegetal concentrado. Pasar por la batidora.
  • Llevar a ebullición, cocinar unos 10 min. y añadir un poco de cúrcuma. Reducir hasta dar el punto de consistencia deseado.
  • Cocer a parte, en un poco de agua ligeramente salada, los guisantes unos 8 min. 
  • El agua de cocción de los guisantes, se le añade a la salsa para aportar sabor.
  • Añadir las albóndigas a la salsa y los guisantes, hervir a fuego suave 5 min.
  • Pelar las patatas, cortarlas a tamaño bastón finas o cerilla, freírlas en abundante aceite de oliva y servirlas como guarnición.