Judías Pintas


Llega el otoño y con él, llegan los fríos y lluviosos días que nos recuerdan que el invierno puede estar a la vuelta de la esquina.
Hoy os quiero enseñar, desde esta ventana de la cocina de nuestra casa, un guiso muy tradicional, que tiene tantas formas de cocinarlo que he decidido optar por esta sencilla receta de mi madre.
El guiso o cocido de hoy no es que sea muy habitual en nuestra casa, porque aunque nos gustan mucho, las legumbres tienen una difícil digestión, por lo que suelo comerlas con mesura. 
Si vosotros no tenéis problemas en digerirlas, esta forma de cocinarlas que os sugiero, os resultará sencilla y a la vez hace que las judías queden suaves y “ligeras”. 
Pero si las queréis aún más ligeras, le podéis quitar el chorizo que no es un ingrediente imprescindible para poder disfrutar de todo el sabor de un buen plato de judías pintas.

JUDÍAS PINTAS

INGREDIENTES

  • 400 gr de judías pintas secas
  • ½ chorizo de jabugo
  • 1 pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • ½ cebolla morada
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 3 ramitas de perejil
  • 1 pastilla de caldo de verduras concentrado
  • 1 c/p de pimentón de la Vera
  • 4 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • sal, agua filtrada o mineral.

ELABORACIÓN

  • Poner de víspera a remojar, las judías, en abundante agua fría a ser posible filtrada o mineral, pues esto hace que el agua no contenga cal ni cloro y las legumbres salen más tiernas.
  • Pasadas unas 24 horas aproximadamente, tirar el agua y poner a hervir en agua fría, cuando hiervan le tiramos esa agua y las enjuagamos bajo el grifo.
  • Las ponemos en una olla, las cubrimos con agua filtrada y le añadimos todos los ingredientes: picamos los pimientos a cuadritos, la cebolla igualmente picada, los ajos enteros y con la piel, la hoja de laurel, las ramas de perejil echas un manojo, la pastilla de caldo concentrado desmenuzada,  le espolvoreamos el pimentón de La Vera, y le agregamos el aceite. 
  • Quitamos la piel al choricito y lo cortamos en rodajas, lo añadimos al guiso.
  • Una vez puestos todos los ingredientes ponemos al fuego, cuando alcance el hervor, taparemos la olla a presión y lo cocinaremos unos 25 minutos a fuego medio. 
  • Transcurrido el tiempo, dejamos que la olla pierda la presión y lo destapamos.
  • Si hubiera quedado excesivamente líquido, lo ponemos al fuego a fuego suave para que reduzca y espese un poco. 
  • Si por el contrario hubiese quedado muy seco, le añadimos un poco de agua, removemos ligeramente, agarrando la olla por las asas con movimientos envolventes, y lo hervimos unos minutos hasta dar el punto deseado. 
  • Por último rectificamos de sal antes de apagar el fuego y dejamos reposar antes de servir. 
  • Este guiso está tan bueno, tanto recién cocinado como de un día para otro, igualmente si nos sobrara un poco, le podemos añadir arroz al día siguiente y tendríamos un riquísimo plato de judías con arroz, también conocido en Sevilla como cascote.
Para cocinar el Cascote
  • Para ello pondríamos en un cazo 1 cucharada de aceite de oliva, un ajo rajado con la piel y lo doramos un poco. 
  • Le añadimos un par de puñados de arroz redondo, lo removemos y cubrimos con agua. 
  • Le añadimos ½ pastilla de caldo de pollo, 1 hoja de laurel, 1 ramita de perejil y una pizca de sal. 
  • Dejamos cocer hasta que esté tierno, añadiendo más agua si fuera necesario. Cuando el arroz está cocido, lo mezclamos con el sobrante de las judías que ya tendremos calentadas y servimos.
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...