Pasta Fresca - Girasoles

Los ravioli (vocablo italiano, adaptado al español) son una especie de bolsitas de pasta rellenas de todo tipo de elementos tales como carnes, quesos, vegetales, etc. Todo previamente cocinado.
Aderezados de salsas, por lo general salsa de tomate y queso rallado.
Hoy los hemos confeccionado en forma de girasoles pues queda bastante bonitos en el plato, aunque si los queréis de forma tradicional (cuadrados), no hay ningún inconveniente en ello, hacedlos. Sin duda os quedarán igual de ricos.
El relleno que hemos puesto, ha sido un poco experimental; El resultado final ha sido delicioso y por eso estamos dispuestos a repetir.
Debo hacer especial hincapié en el tipo de harina, nosotros hemos utilizado de la marca Gallo y nos ha dado muy buen resultado.Igualmente es condición sine qua non, el amasado y respetar el tiempo de reposo de la masa, pues de ello depende el éxito de la pasta.
Con respecto a la cantidad de huevo, también depende del tipo de harina y del tamaño del huevo, ya que unas admiten más cantidad de líquido que otras.
Nosotros seguimos la proporción de 100 gr de harina, 1 huevo de unos 70 gr.
Hacer pasta puede llegar a ser placentero y muy relajante. Con un poco de práctica y buenos ingredientes pronto elaboraréis todo tipo de pasta.
¡Buon Apettito!

GIRASOLES RELLENOS DE POLLO Y PERA CON SALSA PESTO

INGREDIENTES

Para la Pasta
  • 300 gr de harina
  • 3 huevos grandes
  • una pizca de sal
Para el relleno
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 pera limonera
  • 100 gr de setas congeladas
  • ½ cebolla
  • aceite de oliva
  • salsa de soja
Para la salsa
  • 1 c/p de harina
  • 1 c/p de mantequilla
  • 1 chorrito de aceite (podemos usar el aceite que trae la salsa pesto por encima)
  • un poco de leche entera

ELABORACIÓN

De la masa de la pasta
  • En un bol grande ponemos la harina con la sal, batimos los huevos (que deben estar a temperatura ambiente) en un plato y los volcamos encima de la harina.
  • Comenzar a mezclar con el tenedor y seguir amasando con las manos, trabajando la masa sobre una superficie enharinada, con golpes suaves y ligeros, girándola a la vez que la vamos plegando y apretando. El resultado debe ser una masa blanda y seca al tacto. Si se pegara aún un poco espolvorear con harina hasta conseguirlo.
  • Amasar al menos durante 7 minutos para que tenga una textura suave u elástica.
  • Tapar con papel film pero sin sellar o un paño limpio. Dejar reposar de 2 a 3 horas como mínimo.
  • Transcurrido el tiempo de reposo, dividir la masa en varias porciones y tapar las que no vayamos trabajando.
  • Enharinar ligeramente la superficie de trabajo para que la pasta no se pegue, aplastar con el rodillo enharinado y extender del centro al exterior.
  • Girar, plegar y extender la pasta unas 8  veces hasta que quede de unos 2 mm de grosor. Rellenar los posibles huecos con pasta de los bordes, pegándola con un poco de agua. Tapar con un paño mientras trabajamos el resto de la masa.
Relleno de la pasta y cocción de la misma
  • Ponemos la pechuga a macerar unos minutos con un poco de salsa de soja.
  • Lavar, pelar y cortar a cuadraditos la pera.
  • En una sartén salteamos con un poco de aceite, la cebolla muy picadita, y las setas descongeladas y picaditas, cuando se evapore el agua que suelten las setas, añadir la pera y saltear, cuidando de no remover mucho para que no se haga una pasta. Escurrir en un colador, el posible líquido que haya soltado la pera.
  • Hacer la pechuga a la plancha sin dejarla reseca, dejar enfriar un poco y picarla a trocitos lo más pequeños posibles.
  • Mezclar la carne de pollo con el salteado de pera y setas.
  • Sobre una lámina de pasta, ponemos pequeños montoncitos de relleno espaciados entre sí unos 2.5 cm, pintar con un huevo batido y un pincel los espacios alrededor del relleno para que la pasta se pegue y no se salga el relleno; también se puede utilizar un poco de agua pero con cuidado de no mojar mucho la pasta pues se ablandaría y se rompería al cocer.
  • Tapar con otra capa de pasta o doblando la mitad de la lámina sobre sí misma.
  • Con un catavinos presionamos con suavidad para que el relleno quede en el centro de cada círculo de pasta que cortaremos con cuidado con un corta pastas estriado, consiguiendo así que parezcan girasoles. Los iremos poniendo en una bandeja enharinada y los tapamos con un paño limpio para que la pasta no se seque hasta el momento de cocerla.
  • Poner una olla con abundante agua a cocer con un puñadito de sal. Cocer los girasoles durante 20 minutos, o hasta que estén tiernos al gusto.
De la salsa y Emplatado
  • En un cazo ponemos un poco de mantequilla y el aceite que trae la salsa pesto por encima, echamos la cucharadita de harina y removemos hasta que absorba toda la grasa, añadiremos un poco de leche y el contenido del paquete de salsa pesto, removemos y damos un hervor suave, rectificando de sal y agregando un poco más de leche para dar el punto de cremosidad deseado a la salsa.
  • Una vez cocida la pasta la escurrimos y la ponemos en los platos, cubriéndola con la salsa pesto bien caliente.
  • Servir con un poco de queso Parmesano Reggiano recién rallado por encima.






























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...