Judías Verdes Estofadas


Apenas quedan tres semanas para la Semana Santa y Sevilla lo presiente, sus calles huelen a azahar, el ambiente es ideal para pasear o sentarse en una terraza a tomarse un café, o preparar los últimos toques a las túnicas de aquellos que cuentan con impaciencia los días que faltan para hacer su estación de penitencia con su Hermandad.

Yo no pertenezco a ninguna, ni tampoco soy muy cofrade, pero en casa se vive con especial interés, ya que algunos miembros de mi familia si lo son y nos hacen copartícipes en su devoción.
Sobre todo este año, por diferentes motivos se vive con mayor expectación, además mi sobrina Carmencita hace su debut el Domingo de Ramos en la Hermandad de La Estrella, junto con mi sobrina Beatriz que lo lleva haciendo casi desde que nació; yo me he visto implicada en su estreno, pues es a mí a quién le ha tocado hacerle la túnica y la capa necesarias para su vestimenta, y es que eso es lo que tiene saber coser, que te tienen todo el día con el hilo y la aguja entre costuras y retales.
No es cosa sencilla y ni os cuento todas las puntadas que hacen falta para que luzca perfecta en su salida, tantas que casi no me da tiempo de cocinar y mucho menos de editar una receta para compartirla con todos vosotros, por eso hoy os traigo un sencillo guiso, que se cocina bastante rápido y gusta mucho en casa.

Siempre que encuentro judías verdes muy frescas y tiernas en el mercado, y su precio es asequible, compro una gran cantidad de judías y cocino todos los platos que nos gustan.
El sabor de una judía fresca, es incomparable a una congelada, por eso nunca las compro congeladas, a pesar de la buena calidad que podemos encontrar hoy en día en el mercado.

Yo amo las verduras, y siempre las consumo lo más frescas posibles, y si son de cultivo ecológico, mejor todavía, por eso en verano nunca faltan en nuestra casa las que siembra mi padre, que son las mejores verduras que jamás encontrarás en ningún comercio.
Y es que como lo natural, con todos mis respetos, que se quiten los alimentos de bote.

Las judías servidas de este modo, mantienen todo su sabor, pues se cocinan en su propio jugo, conservando bien su color, ya que se hacen en pocos minutos. Además aportan poco contenido calórico, pues solo lleva añadido un poco de aceite de oliva, por lo que son muy recomendables para los que gustéis de llevar una dieta sana y equilibrada.
¡Perfecto!

JUDÍAS VERDES ESTOFADAS

INGREDIENTES (Para 4 Comensales)

  • 800g de judías verdes plana 
  • 8 patatas nuevas pequeñas 
  • 3 tomates pequeños maduros 
  • 1 pimiento rojo pequeño 
  • 2 dientes de ajo 
  • ½ cebolla blanca 
  • Unas ramas de perejil 
  • 1 hoja de laurel 
  • 1 pastilla de caldo de verduras concentrado 
  • Aceite de oliva virgen extra, sal.

ELABORACIÓN

  1. Cortar las judías verdes en corte pluma, lavar bien y escurrir. 
  2. Lavar bien las patatas, pelarlas y cortarlas a taquitos, introducir en agua. 
  3. Picar la cebolla, el pimiento y el ajo cortado en rodajas. 
  4. Cortar el tomate y picarlo a dados. 
  5. Poner en una cacerola un poco de aceite de oliva, añadir la cebolla, el pimiento y el ajo, remover y pochar un poco. Añadir el tomate y fondearlo un poco. 
  6. Añadir las patatas escurridas y remover unos minutos. 
  7. Agregar las judías vedes, el perejil picado, la hoja de laurel y la pastilla de caldo de verduras. Remover un poco y tapar la olla a fuego suave, pasados unos minutos removemos con cuidado y añadimos, si fuera necesario, un poco de agua, para que las verduras se terminen de cocinar en el jugo que hayan soltado, no debe quedar un guiso caldoso, pero sí muy jugoso. Rectificar de sal en el último minuto. 
  8. El tiempo de cocción necesario irá en relación a la potencia del fuego y al punto que queramos dar a las judías, con unos 10 o 15 minutos, creo que serán suficientes, para que queden perfectas.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...