Habas Tiernas con Huevos Revueltos



Hoy lunes quiero comenzar la semana con un plato de Habas Tiernas. 
Las habas son una verdura de invierno fantásticas cuando la consumimos tan frescas como las que compré esta mañana al frutero de mi barrio, están recién cogidas de su propio huerto y tienen un aroma fresco a campo que se mete en el olfato diciendo: “cómeme”.
Estamos en el comienzo de la temporada, y es ahora cuándo debemos aprovechar para comerlas así cocinadas pues tiene una vaina súper tierna y los granos son dulces y melosos.
Siempre que cocino un plato de verduras que no lleve ni carne ni pescado, lo hago pensando en mi hermana Pilar y en su blog La Olla Vegetariana, ella las comería sin duda pues aunque es vegetariana, si come huevos y algunos lácteos. 
Sé que le encantarían tanto a ella como a mi cuñado que se come lo que le pongas, le encanta todo lo que le hagas, siempre que sea vegetal.
A vosotros seguro que también os gustarán, aunque no es un revuelto al uso, porque el huevo queda más bien cuajado, este plato es de los de disfrutar comiendo sin parar.



HABAS TIERNAS CON HUEVOS REVUELTOS

INGREDIENTES
  • 1 kg de Habas tiernas
  • 1 Manojo de Cebolletas (12/15 unidades)
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 4 Huevos ecológicos
  • Unas hojas de Hierbabuena y Sal

ELABORACIÓN
  • Cortar las cebolletas en rodajas de 1 cm.
  • Poner el aceite de oliva en una cazuela, añadir las cebolletas y pochar a fuego suave, hasta que cambien de color pero sin dorarse.
  • Cortar las habas en rodajas de 1 cm y lavarlas en abundante agua, escurrirlas y añadirlas a la cazuela.
  • Sazonar ligeramente, y remover para mezclar con las cebollas.
  • Cocinar a fuego lento, tapadas para que suelten su propio jugo y se hagan al vapor, sin romperse, para ello es importante no remover. Si vemos que se quedan secas y aún no estuvieran lo suficientemente tiernas, añadir un chorrito de agua, pero sin pasarse (yo no lo he necesitado pues las habas eran muy frescas).
  • Una vez tiernas echaremos los huevos, haciendo un hueco con una cuchara, y los dejamos cuajar un poco antes de mezclar, sin remover demasiado pues desmerece el plato.
  • En el momento de servir le añadiremos unas hojas de hierbabuena fresca por encima.