Caballas Asadas con Aderezo



Caballas Asadas: "¡Cabaaallas, niña, las cabaaallas frescas!"
Así es como mi querida Elisa, comienza su post, ella cuenta una bonita historia, rememorando su infancia, en la que algo, hoy tan sencillo, le traen a su memoria momentos entrañables, si os apetece os recomiendo que paséis a visitarla, porque os lo agradecerá con su infinita simpatía, y el cariño de quién solo sabe hacer las cosas bien hechas.

Hace tiempo que publiqué unas ricas Caballas en papillote, pero aunque por supuesto no es la primera vez que las cocino asadas, me apetecía hacerlo después de verlas de nuevo en su Blog "Que no te falte un perejil", y añadirle ese rico aderezo de Aceite, ajo y perejil, que tan bien le va al pescado asado, y que ella recomienda, y en su día, prometí ponérselo.

Las he acompañado con una rica Ensalada de Coliflor bien fresquita, que le va perfectamente.
Como lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca, hoy las he preparado especialmente para ti.
Espero que te gusten.





INGREDIENTES

  • 1 Caballa grande por comensal
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 2 dientes de Ajo
  • Unas ramitas de Perejil
  • Sal gruesa y Agua
  • Ensalada de Coliflor, para la guarnición (Ver Receta)

ELABORACIÓN

  • Limpiar el pescado, quitándole la cabeza, las tripas y la espina central, abriéndolas en libro. Si esto os resulta dificultoso, siempre podéis pedirle a vuestro pescadero que lo haga él, o comprarlas limpias y abiertas si las encontráis en alguna ocasión.
  • Lavar exhaustivamente y con cuidado, con abundante agua fría, yo las dejo sumergidas unos minutos en agua para blanquearlas.
  • Escurrir bien y sazonar por ambas caras con sal gruesa.
  • Calentar la plancha de asar (yo utilizo la plancha eléctrica), cuando esté bien caliente rociar con un chorrito de aceite y asar las caballas unos tres minutos por cada lado, primero por el lado de la carne, y luego por el lado de la piel.
  • Poner el aceite en un bol, al que añadiremos los ajos pelados y prensados (así me gusta a mí porque el prensador, hace que liberen un poco los aceites naturales del ajo, suavizándolo un poco y además no repite).
  • Lavar y secar el perejil, y picarlo lo más finamente posible, casi como si estuviera pulverizado. Añadirlo al bol, y mezclar un poco sin batir, ni agitar, para que no emulsione el aderezo.
  • Rociar un poco del aderezo por encima de las caballas, y listas para servir.





De Buena Mesa

De Buena Mesa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...