Crema de Judías Verdes con Parmigiano Reggiano


crema-judías-parmigiano-reggiano

¡Quiero una sopa! Por eso estaba deseando que pasaran los interminables días de calor asfixiante, que este verano hemos sufrido, para cocinar de nuevo platos de cuchara; si el domingo pasado os enseñaba mi riquísima Crema de Manzana y Puerro, hoy regreso con otra no menos deliciosa crema caliente, esta vez con judías verdes, nutritiva y reconfortante, que he creado para compartir con vosotros y que es realmente lo que nos apetece comer en casa estos días que ya notamos el frío, comiendo sano y rico, pero sin excesos. Además aprovecho así para engrosar mi recién estrenada sección culinaria de Cremas y Sopas Calientes, que por fin tiene un sitio preferente entre las páginas de DBM, por ser platos que tanto me gustan y no quiero que pasen sin pena ni gloria, los he recopilado para así tenerlos más a mano si andamos buscando ideas para cocinar.

Cuando en el mes de Junio pasado mi querida Marisa, de Thermofan, nos invitaba a congelar frutas y verduras de temporada para su reto Congelando el verano II, tuve claro participar, pero sin saber qué hacer para estar a la altura, ella siempre pone el listón muy alto con su trabajo impecable y minucioso; como no suelo congelar nada que no sea estrictamente necesario, tendría que hacerlo especialmente para la ocasión, aunque no sabía qué, ya se me ocurriría algo.

congelando-verano

La idea surgió cuando un día en el super donde compro habitualmente, pusieron las judías verdes en promoción, a un precio bastante asequible, y aunque podemos encontrarlas frescas durante todo el año en el mercado, es cierto que el precio oscila bastante siendo a veces prohibitivo, como no podía dejar pasar tremenda oferta, más oportuna imposible, me hice con unas cuantas y de momento ya tenía la primera fase salvada.

Sé que podría haber congelado también algo de la cosecha del huerto de mi padre, este año ha sido de calidad pero lo justo para el consumo de casa, a excepción de unos tarros de Salsa de Tomate Ecológico, para congelar, y unos frascos de Mermelada de Ciruela con Cardamomo y Canela que hice, no congelé ni preparé nada más, por eso estas judías me vinieron como anillo al dedo.

En un principio quería haber cocinado otro plato, pero el tiempo se me ha echado encima, y cada día me he sentido más agobiada porque estaba viendo que no iba a llegar con lo que deseaba, además de ser un poco más complicado de elaborar que la crema de judías que os enseño hoy. Ya sabéis, los que me seguís cada semana, que sencillo es mi palabra mágica y si es fácil y está rico, ¿para qué complicarme la vida?

He de agradecer a ma belle Marina, de Recetas ParísFinas que en una de nuestras largas charlas mientras nos tomábamos nuestro último George del día, me sugiriese la idea de qué hacer, si no hubiera sido por ella aún estaría perdida, pues hasta este mismo viernes, no he tenido ocasión de ponerme a cocinar y editar la receta, así que al menos os la traigo calentita  😂

Espero que os guste, porque está llena de color, sabor y muchos nutrientes perfectos para mantener una dieta saludable, además de rica es fácil de elaborar, y muy ligera porque a excepción del poquito Aceite de oliva Virgen Extra que he utilizado para cocinarla, solo lleva unas láminas de Parmigiano Reggiano de 36 meses de maduración, que compré a precio de oro, pero que realmente merece la pena porque lo bueno hay que disfrutarlo como más nos gusta, cocinando y comiendo.
¿Comenzamos?



parmigiano-reggiano

INGREDIENTES
  • 500 gr de Judías Verdes
  • 1/2 Puerro (solo lo blanco)
  • 2 Patatas pequeñas
  • 3 c/s de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1,250 l de Agua (cantidad aproximada)
  • 1 Pastilla de Caldo Concentrado de Verduras 
  • 100 gr de Canónigos y Rúcula (50/50)
  • 20 gr de Cebollino
  • 50 gr de Parmigiano Reggiano
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 20 ml de Leche
  • Bolsas especiales para congelar
crema-judías-verdes-mise

ELABORACIÓN

De la Congelación de las Judías
  1. Lavar y escurrir las judías. 
  2. Una vez  bien escurridas y secas, trocear las judías (por su pequeño tamaño, yo lo he hecho en dos trozos, quitando las puntas que se deshecharán).
  3. Introducir en una bolsa especial para congelación, procurando que no sea demasiado grande.
  4. Cerrar el ziploc sacando todo el aire que sea posible.
  5. Etiquetar y congelar.
  6. Consumir preferentemente entre tres y seis meses como máximo.
De la Crema 
  1. Cortar el puerro en rodajas (yo he utilizado solo la parte blanca, pero se puede utilizar lo verde igualmente)
  2. Poner en una cazuela el aceite y añadir el puerro.
  3. Pelar las patatas, trocearlas y añadirlas.
  4. Añadir las judías verdes congeladas (no será necesario descongelar previamente)
  5. Agregar la pastilla de caldo desmenuzada. Remover y saltear un par de minutos.
  6. Verter el agua, en cantidad suficiente para cubrirlo.
  7. Salpimentar y llevar a ebullición, cocinar 18 minutos a fuego medio, y sin tapar la cazuela, para  que las judías conserven un bonito color.
  8. Transcurrido el tiempo, añadir la mezcla de canónigos y rúcula (yo he utilizado los que vienen limpios y listos para consumir)
  9. Añadir el cebollino troceado.
  10. Hervir un minuto.
  11. Triturar, rectificar de sal y de líquido añadiendo un poco de leche, si estuviera excesivamente espeso.
  12. Volver a poner al fuego y cuando rompa el hervor, colar por el chino.
  13. Sacar unas láminas finas de Parmigiano Reggiano, con el laminador de quesos.
  14. Servir caliente, espolvoreando con un poco de cebollino finamente picado, y unas hojas de rúcula y canónigos. Disponer el parmigiano por encima, al gusto.
crema-judías-pasos

crema-judías-mesa

crema-judías-plato








Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de la cocina de nuestra casa.
Todo lo que comparto lo hago sin interés ni ánimo de lucro, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible. Espero que os haya gustado, y que no os marchéis sin dejar un comentario con vuestra opinión o sugerencia.
¡¡Gracias!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...